Kroos, descartado para el Betis

Con una hora y media de retraso sobre el horario habitual, la plantilla del Real Madrid comenzó a preparar el partido del sábado ante el Betis (21:00 horas). La hora de llegada a Madrid tras el triunfo sobre el Cádiz (aterrizaron cerca de las 04:00 de la mañana: viajaron en bus desde Cádiz a Sevilla para volar desde la ciudad hispalense), motivó a que Zidane retrasara la sesión en Valdebebas: pasó de ser a las 11:00 de la mañana a las 12:30.

Las ausencias de Kroos y de Modric volvieron a ser la nota negativaAmbos se ejercitaron en el interior de las instalaciones. El primero sigue con unas dolencias musculares en el aductor con las que lleva desde hace casi un mes: son las que le obligaron a dejar la última concentración alemana (23 de marzo). Con Kroos, Zidane quiere ir con cautela para tenerle disponible ante el martes (21:00 horas) en las semifinales de la Champions ante el Chelsea. Está prácticamente descartado para el encuentro ante los béticos. Modric, por su parte, sufrió un tirón muscular en la espalda, que le impidió viajar y jugar ante el Cádiz. Como con Kroos, Zidane prefiere ser cauto. En el entrenamiento del viernes se verá si puede ser de la partida o no.

En la misma, Hazard volvió a estar con el resto de sus compañeros. Todo indica a que pueda disponer de minutos ante el conjunto verdiblanco con vistas a poder jugar su exequipo. El belga que ya ha superado sus dolencias, pero con el que no se han querido correr riesgos debido a su gran cantidad de lesiones musculares, será una de las bazas de las que disponga Zidane ante el equipo londinense. Por su parte, los tres jugadores lesionados (Sergio Ramos -ya ha superado el COVID-, Lucas Vázquez y Mendy) siguen con sus procesos recuperatorios.

Respiro para Zidane: Kroos y Valverde estarán ante el Liverpool

 

Tras la tormentosa noticia de la nueva lesión de Sergio Ramos, que le impedirá al capitán blanco estar en los tres partidos que pueden decidir la temporada del Madrid entre la eliminatoria con el Liverpool de cuartos de la Champions (días 6 y 14) y el Clásico liguero con el Barça (día 10), Zidane ha visto con alivio cómo la enfermería se le va a aligerar con la recuperación de dos jugadores fundamentales de su ‘Sala de Máquinas’. Tanto Toni Kroos como Fede Valverde están acelerando en la recuperación de sus dolencias y, salvo que sufran alguna recaída en los próximos días, los dos estarán disponibles para jugar ante el Liverpool de Klopp en el Di Stéfano el próximo martes (21:00 horas).

El alemán tuvo un problema de aductores entrenándose con Alemania en este último parón del Virus FIFA, lo que le hizo determinar que era mejor regresar a Valdebebas para ponerse a punto y mejorar de esa leve dolencia ante lo que se le avecina a su equipo. Bien que lo ha sentido Löw y sus compañeros de la Mannschaft, que tras perder el miércoles con Macedonia (1-2) se han metido en un lío y ahora mismo les peligra la clasificación para el Mundial de Qatar. Pero Kroos sintió que si se quedaba podría romperse y bien que lo ha agradecido Zidane, dado que sabe que ese tridente mágico de la medular (CasemiroKroosModric) es clave en las posibilidades que tenga su equipo para superar las tres ‘etapas alpinas’ que le aguardan tras el partido de mañana ante el Eibar en el Di Stéfano (16:15). Kroos todavía tiene alguna ligera molestia, pero forzará para ayudar a su equipo.

Al igual que Valverde, que se lesionó en Vigo en el último partido del equipo ante el Celta en Balaídos. El uruguayo sufrió unas molestias musculares en su pierna derecha, que ni siquiera precisaron de un parte médico. Ha trabajado bien con los fisios estas dos semanas de parón y ya toca balón sin problemas. El martes también estará ante el Liverpool si Zizou necesita de sus servicios, como sí parece en vista de que será un encuentro muy físico y en ese terreno el charrúa se maneja como nadie. Así que Zidane puede respirar más tranquilo. Faltarán Ramos, Carvajal y Hazard, pero tendrá a Kroos y al Pajarito Valverde para las tres grandes batallas que se avecinan.