Ramos y Madrid, divorcio total

Cada vez se mandan más signos de que Ramos no tiene futuro en el camiseta de Real Madrid barata. A un mes de la finalización de su contrato la situación está totalmente encallada. Más aún, ya es más que evidente que hay un divorcio total entre el capitán y el presidente. El fichaje de Alaba es determinante para atisbar que habrá un cambio de orden en el Madrid. Alaba, con 28 años y cinco de carrera a buen nivel por delante, coge el sueldo del camero, al que el club no ha incluido en los videos promocionales de la nueva camiseta.

Ha sido Onda Cero la que ha aportado el último dato de uno de los principales motivos del divorcio entre Ramos y el Real Madrid. El club blanco, informa la cadena de radio, está muy dolido porque Ramos fue uno de los principales promotores de que la plantilla se negara a bajarse el sueldo un 10 por ciento esta temporada, la segunda en la que han caído drásticamente los ingresos por la crisis derivada del coronavirus y la ausencia de público en los estadios. Eso obligó al Madrid a negociar individualmente esta rebaja del 10 por ciento, que sólo ha sido asumida en algunos casos. La argumentación de Ramos es que esa rebaja pretendida por el Madrid, informa Onda cero, iba a servir para pagar a Mbappé.

Esta rebaja era vital para que el Madrid evitara gran parte de los más de 100 millones de euros de pérdidas que prevé en este segundo ejercicio en pandemia (en total, los ingresos han caído más de un 30% hasta los 617 millones). Esa bajada global del 10% de sueldos en las plantillas de fútbol, baloncesto, castilla y altos directivos habría supuesto alrededor de 50 millones de euros. Hay que tener en cuenta que, con 617 millones de euros de ingresos, la masa salarial total de los 800 trabajadores del club es de 448 millones.

Pero hay otros detonantes que han provocado ese divorcio definitivo entre Ramos y el Real Madrid. Tres sobresalen de entre todos. El primero fue en 2015, cuando Sergio Ramos forzó para renovar al alza con una oferta del United justo cuando el otro capitán, Casillas, había salido del Madrid de manera traumática. La segunda, cuando ambos se enfrentaron en el vestuario tras la eliminación en Champions ante el Ajax, hace ya dos temporadas. La tercera, cuando Ramos pidió salir a China con la carta de libertad. El presidente no le dejó, y además dejó al defensa en evidencia cuando dijo públicamente que era el que más cobraba de la plantilla blanca.

Ramos ha sido ese tipo de capitán que no tiene pelos en la lengua. Quedó patente cuando no dudó en opinar de una posible vuelta de Mourinho: «Llevamos cinco años sin él y hemos ganado mucho en estos años…», dijo cuando sonaban campanas de un posible retorno del técnico portugués. «El respeto se gana, no se impone…», no dudó en señalar cuando el que sonaba era Conte y su mano dura. Ambas afirmaciones cuestionaban los planteamientos de Florentino. Ahora, se inicia una nueva era y el capitán tiene muy difícil estar en ella.

Verano de 2015. René Ramos aprovechó una oferta del Manchester United para forzar en la renovación del capitán que se estaba gestando. La noticia dio la vuelta al mundo: El United, en pleno proceso de inversión, con Van Gaal como técnico (y para hacer olvidar la época de Ferguson), daba 55 millones de euros netos a Ramos en cinco temporadas. Pagaban a precio de oro para llenar el vacío que dejaban Vidic y Ferdinand. Ramos tenía entonces 29 años y una gran parte de su carrera por delante. Ese órdago no sentó muy bien a Florentino, sobre todo porque coincidía con la salida traumática de la entidad de Casillas. No podía dejar de un plumazo a la plantilla sin sus dos capitanes. Tuvo que acceder y Ramos pasó a cobrar 12 millones de euros netos.

En el vestuario tras el Ajax.

Fue después de la eliminación de la Champions a manos del Ajax. Florentino bajó al vestuario a recriminar lo sucedido a la plantilla y, una vez más, Ramos salió en defensa de los jugadores enfrentándose al mandatario«La planificación ha sido una vergüenza», le dijo. «Te echo», contentó Florentino. «Perfecto, tú pagas», zanjó el defensa… Esa temporada fue especialmente difícil para el Real Madrid, porque fue la primera tras la salida de Cristiano por 100 millones de euros a la Juve. Tras su salida, el Madrid fichó a Vinicius (45), Courtois (35), Odriozola (35), Brahim (17) y sobre todo, para sustituir el gol que se fue con el portugués, a Mariano (22). A Ramos no le pareció suficiente.

La oferta de China.

Fue el último encontronazo entre ambos y después de él su relación, según dicen desde ambas partes, es mejor que nunca. En el verano de 2019, con contrato hasta 2021 y una cláusula de 800 millones de euros, el gran capitán pidió una reunión con José Ángel Sánchez y Florentino para tratar de salir con la carta de libertad. Fue pocos meses después de la bronca en el vestuario por la eliminación ante el Ajax. Luego fue Florentino quien dio su versión: «Vinieron a verme a mi oficina. Me comentaron que si podía marcharse pero sin pagar porque los traspasos en el fútbol chino son muy complicados. Yo le dije que no podía irse y que ya hablaríamos con el club chino. Es imposible que pueda dejar salir a su capitán gratis, porque es un precedente terrible». Y desveló que era el que más cobraba en el Madrid. El ambiente se puso tan en contra del capitán que se vio obligado a dar una rueda de prensa: “Me quiero retirar en el Madrid, jugaría gratis aquí”.

El PSG se involucra de lleno para fichar a Sergio Ramos

La decisión de Sergio Ramos va a ser oficial en las próximas semanas. Su renovación con el Madrid sigue encallada y ninguna de las dos partes se mueve de su postura. El club no mejora su oferta (un año más de contrato y el sueldo que percibe actualmente con un 10% de rebaja salarial) y el capitán, cuyo objetivo es seguir de blanco, pide una temporada más. El problema es que se acaba el tiempo y nadie encuentra una solución. Quedan menos de dos semanas para que acabe la Liga y mes y medio para que finalice el vínculo entre Ramos y el Madrid.

A todo esto, grandes clubes se acercan al entorno del jugador para conocer su situación de primera mano y preparar una oferta de cara a las próximas semanas. De momento, no ha habido ningún ofrecimiento en firme, pero el capitán es sabedor del interés. El que parece más volcado en contratarlo es el Paris Saint-Germain y los guiños entre ambos son constantes.

Ramos ya aviso en enero a Florentino en la famosa reunión que ambos mantuvieron en Elche la noche antes de un partido de Liga el pasado 30 de diciembre, tal y como informó Josep Pedrerol en El Chiringuito de Jugones. «El PSG me ha contado que harán un equipazo conmigo y con Messi«, le aseguraba el central al presidente. Aunque la contratación del argentino parece difícil, la del camero si es posible. De hecho, Pochettino abrió la vía en rueda de prensa hace unos días.

«¿Sergio Ramos al PSG? No voy a responder porque cualquier cosa podría ser malinterpretada… Sergio es actualmente jugador del Real Madrid. Pero lo que puedo deciros es que, como cada equipo, todos queremos mejorar algunas posiciones”, aseguraba el entrenador. Cabe recordar que el equipo francés lleva un par de temporadas con necesidad de reforzar la defensa y ven ahora ven en Ramos un candidato ideal por precio y experiencia, aunque también siguen los pasos de su compañero Raphäel Varane.

El capitán del Real Madrid también ha alimentado los rumores a través de redes sociales. En un mismo día comenzó a seguir a varios futbolistas del PSG en Instagram, un gesto que muchos aficionados entendieron como un primer paso para entablar relación con ellos.

Otro de los aspectos que puede ser definitivo para ver a Ramos en el PSG es la renovación de Neymar. El brasileño se comprometió a alargar su contrato con ellos a cambio de, además de un buen salario, un proyecto ganador a corto y medio plazo, petición que la directiva está dispuesta a cumplir.

La relación entre Ney y Ramos es muy buena. A ambos los ha vestido la misma marca durante mucho tiempo, Nike, antes de que el delantero se marchase a Puma. Además, se han intercambiado piropos en los últimos años. El brasileño aseguró en 2019 que el sevillano ha sido el central más complicado al que se ha enfrentado. En redes sociales también intercambian mensajes. De hecho, cuando la estrella del PSG anunció su renovación en Instagram, Ramos lo celebró comentando la publicación con emoticonos de aplausos en lo que muchos consideraron un nuevo gesto de su acercamiento a París.

A pesar de todo, la intención de Sergio sigue siendo continuar en el Real Madrid. El capitán quiere terminar su carrera en el Bernabéu y sabe que Florentino está preparando un proyecto ganador del que quiere formar parte. Esperará hasta el final para tomar una decisión, y todo apunta a que será entre dos opciones: Madrid o PSG.

Los señalados de Londres

La eliminación del camiseta de futbol Real Madrid barata en Londres ha despertado la furia de parte de la afición madridista que, si bien valoran la dificultad de haber llegado hasta semifinales a pesar de todos los problemas atravesados esta temporada, no aceptan la imagen dada por el equipo en el último partido contra el Chelsea. En este caso, las críticas no incluyen a todo el equipo y van dirigidas a ciertas figuras del vestuario que no han dado la talla en el momento más importante de la temporada. Algunas de ellas podrían tener sus días contados en el conjunto blanco.

Zinedine Zidane

El entrenador es de los que peor parado ha salido de Stamford Bridge. Sus decisiones fueron claves para alcanzar las semifinales, así como para seguir vivos en la lucha por la Liga. Sin embargo, de forma inentendible, se enredó tanto en la ida como en la vuelta contra el Chelsea apostando por un sistema (1-3-5-2) que en ningún momento fue efectivo. En Londres, cuando el equipo pedía un cambio a gritos, no solo se enrocó en su idea durante casi los 90 minutos, sino que lo hizo con jugadores fuera de forma, dejando en el banquillo a otros que llegaban más rodados. Colocar a Vinicius de carrilero, darle entrada a Mendy y Ramos o mantener a Hazard casi todo el encuentro, manchan el que ha podido ser su último partido en Europa como entrenador del Real Madrid.

Eden Hazard

El club siempre ha defendido al belga. Desde la directiva hasta la plantilla, pasando por el cuerpo técnico, lo han arropado en los últimos meses, conscientes de las dificultades que ha vivido desde su llegada al Madrid. Sin embargo, en Londres podría haber caído ese ‘escudo’. Hazard jugó un partido pésimo, en el que puso más ganas que fútbol. La falta de continuidad se le notó desde la primera parte, mostrándose incapaz de superar rivales y siempre participando lejos del área. Se le fichó para ser decisivo en partidos como estos (costó más de 100 millones, la compra más cara de la historia del club) y no fue capaz de aportar nada. Sin embargo, lo que más ha molestado al madridismo es la imagen final, una vez terminado el partido, riéndose con algunos ex compañeros del equipo inglés. La confianza que había en él se ha esfumado en algo más de 90 minutos y su continuidad en el Real Madrid está más en duda que nunca.

Sergio Ramos

Zidane no le hizo ni mucho menos un favor poniéndolo de titular. Ramos, que apenas ha jugado dos partidos completos en todo 2021 (Osasuna en Liga y Athletic en Supercopa) y que venía de un mes de inactividad por una lesión muscular, ha sido el que más ha sufrido el ritmo infernal que ha propuesto el Chelsea. Ha cerrado con oficio varios ataques peligrosos, pero a medida que iba avanzando el duelo se le ha visto más desbordado. La falta de minutos en este tramo de temporada se le ha notado. Podría ser otra amarga despedida: una leyenda del Madrid en Champions que sigue sin renovar y que ha podido jugar su último partido de blanco en la máxima competición continental.

Ferland Mendy

Como Ramos, el francés no debió ser titular, y mucho menos en una posición en la que apenas ha jugado esta temporada. En ningún momento estuvo cómodo y se le vio con dudas de si tenía que mantenerse abierto o, por el contrario, ayudar por dentro. En ninguna de las dos partes del campo estuvo acertado. Con balón no aportó nada y, en defensa, le costó un mundo ayudar a los tres centrales al encontrarse casi siempre lejos de la jugada. Se esperaba más del lateral izquierdo titular del Madrid.

Marco Asensio

Un nuevo examen final para el balear y otro suspenso. Zidane no apostó por él en el once consciente de que con el Chelsea más cansado podría lucir más y mejor su calidad. Nada más lejos de la realidad, sus intervenciones volvieron a estar vacías de contenido. Probó con algunos centros laterales que nunca llegaron a buen puerto y con regates que no valían para eliminar rivales. Ha perdido la verticalidad que le hizo brillar durante sus primeros años en el Madrid y todo el crédito que tenía por parte del club empieza a agotarse.

Vinicius

Hizo lo que pudo en una posición en la que solo ha jugado unos minutos esta temporada. El carril se le quedó largo y en los pocos uno contra uno que tuvo ante Chilwell ni siquiera se animó a encarar. El problema del brasileño es que desde su brillante noche contra el Liverpool ha dejado de ser desequilibrante. Son ocho partidos, siete de ellos como titular, en los que no ha marcado y no ha dado asistencias. Jugadores como él, que cuentan con la confianza total del entrenador, deberían aliviar el problema de gol que tiene el equipo. Sin embargo, en los últimos encuentros ha vuelto a cegarse de cara a puerta.

«Neymar no está entre los 30 mejores jugadores de Europa»

Toni Freixa precandidato a la presidencia del Barcelona ha pasado por los micrófonos de «El Larguero» de la Cadena SER para repasar la actualidad del club azulgrana y su candidatura a las elecciones del 24 de enero.

Renovación de Messi: «Es una de las cuestiones importantes. Para sentarse con Messi hay que tener clara la situación del club, los ingresos que se han reducido. Hay que saber lo que él quiere y lo que le puede ofrecer. Estoy convencido que Messi quiere continuar. Es comprensible su reacción y está olvidada».

Si Messi no siguiera: «Lo más importante del Barça es el propio Barça. Es un club de 120 años de historia. No dependemos de nadie. Messi ha sido todo y vamos a plantear las condiciones para que siga. No es una cuestión que me quite el sueño».

Mismo sueldo: «No puedo contestar con precisión. Si ha habido un descenso de más del 30% de los sueldos eso afecta a todo el mundo».

Interés del Manchester City: «Habrá que preguntárselo a Guardiola y a Messi. No sé si esa voluntad sigue».

Renovaciones de Ter Stegen, Lenglet, Pique y De Jong: «En aquel momento se inició ese proceso y sí se consideró no era malo para el club».

Fichar a Neymar: «No. Neymar no está entre los 30 mejores de Europa. Cuando estaba en el Barça era el segundo mejor jugadores del mundo. Su rendimiento no está al nivel exigido y no puede volver al club después de lo ocurrido».

Jugadores: «No hay jugadores que puedan decidir. Haaland es la sorpresa más agradable. Mbappé tiene muy bien nivel».

Fichar del Madrid: «No. En la historia hemos tenido a Luis Enrique. Cualquier emblema de allí no puede vestir la camiseta del Barça. Ramos nunca puede vestir la camiseta del Barça. La calidad no la discuto».

Entrenador: «El entrenador es Koeman porque el club necesita estabilidad. A Cruyff se le mantuvieron después de dos malas temporadas. Koeman conoce la casa y ejerce un liderazgo indiscutible. En el entorno se critica todo. Yo apoyo la estabilidad».

Koeman: «La figura del entrenador es indiscutible. Salvo que haya un interés. El del Barça es mantener al que acaba de empezar».

Xavi: «Está preparado y en algún momento será entrenador del Barça. Se nota que le gusta, que es un estudioso. Ahora no le toca porque está Koeman».

Griezmann: «Soy de los jugadores del Barça. Griezmann es un jugador internacional. No es fácil llegar y llevar la camiseta del Barcelona».

Entrevista: «Está bien que los jugadores hablen y que se expresen».

VAR: «El funcionamiento del VAR al final de la temporada pasada y alguno de esta ha sido sorprendente. Me gustaría que funcionara objetivamente. El final de temporada pasada fue incalificable».

Dirección deportiva: «Cuando se convoquen las elecciones, que será el 18 de diciembre, presentaremos nuestras propuestas. Tengo claro y cerrado quien va en mi equipo».

Línea futbolística: «Va a sorprender mucho a los que me encasillan fuera de un determinado gusto futbolístico».

Cuentas del Barça: «Están en la situación de un club que depende de facturar 1.000 millones de euros. El Barça va a ser el primero en poder salir de está pandemia. Es una situación coyuntural».

No es favorito: «No hay nadie favorito. Hay perfiles más preferidos por los medios. Nosotros trabajamos y recibimos respuesta de los socios».

Política: «Para los políticos. Hacemos otra cosa. Somos el Barça. Más que un club. Es un club catalanista. La política no juega. No oigo a ningún socio que le preocupe esa cuestión».

Comisión gestora: «Quien sostiene que la comisión gestora no hace lo que debe son los mismos que promovieron el voto de censura. Toda esa gente no está conforme con que la comisión gestora haga su papel. Están intentando cumplir su cometido y gestionar el día a día del club. No veo ningún problema a lo que están haciendo».

Primera acción como presidente: «Celebrarlo y el 25 llegar al club y analizar la situación, interiorizarla para ver lo que necesita».