Duelo de gigantes en el Etihad

Leo Messi cogió el balón en el Parque de los Príncipes, arrancó hacia la portería de Ederson y su disparo con la zurda fue imparable. Así sentenció el PSG el partido de la ida, un 2-0 contra el camiseta Manchester City baratas, y así podría volver a suceder en la vuelta: «A veces él no sabe lo que va a pasar cuando tiene el balón, imagínate los demás. No puedo decirle nada a los jugadores sobre cómo defenderlo», explicó Pep Guardiola sobre Messi en la rueda de prensa previa al choque.

Aunque los ingleses y los franceses están a un paso de los octavos de final (al City le sirve un punto y al PSG le basta con igualar o superar el resultado que consiga el Brujas), la rivalidad entre ambos conjuntos añade un punto extra al duelo. En juego no sólo está la primera posición de grupo, sino también una revancha de la temporada pasada cuando los citizens se impusieron en las semifinales de la Champions League.

El Manchester City llega sin De Bruyne, aislado por dar positivo en COVID-19, pero con un Cancelo inconmensurable –siete asistencias esta temporada– y una clara adaptación al nuevo esquema sin delantero. En una posición donde alternan Foden, Grealish o Bernardo, otros como Gündogan lo tienen claro: «Algunos como yo tenemos la opción de llegar a más oportunidades de gol, por eso marqué tantos la temporada pasada. Cuando no hay un delantero en el campo, hay que seguir teniendo jugadores en el área».

Por si fuera poco, la previa del partido ha estado aderezada con los rumores en el banquillo parisino. Mauricio Pochettino es el principal candidato del Manchester United para reemplazar a Solskjaer, pero el técnico argentino todavía no da pistas: «Mi contrato es hasta 2023. Me queda esta temporada y una más. Y después estoy muy feliz en el PSG«. Aunque sin títulos en su historial ante la hipotética situación de hacerse cargo del club de Old Trafford, su compañero Guardiola lo defiende: «No hace falta ganar títulos para ser un gran entrenador».

En el apartado de altasDonnarumma y Kimpembe vuelven a estar disponibles tras perderse el partido del sábado ante el Nantes y también ha entrado en la lista Sergio Ramos, en los que serían sus primeros minutos en seis meses. Sólo son baja Draxler y Letellier.

Piqué pide un voto de confianza para Umtiti

Gerard Piqué fue el primer invitado de la nueva temporada de La Sotana, un programa radiofónico que cuenta con el sarcasmo y la mala baba como sus principales ingredientes. El central catalá habló largo y tendido sobre la actualidad blaugrana y quiso romper una lanza especialmente hacia un compañero que está pasando una situación muy complicada, Samuel Umtiti, ya que la afición le ha dado la espalda, recibiéndole con pitos y abucheos cada vez que aparece.

Umtiti: «Está cumpliendo con todas sus obligaciones. Su actitud es impecable. No se ha perdido nunca un entrenamiento. Otra cosa es quién le firmó el contrato, un presidente que fue votado por los socios ¿Por qué le pitamos? La gente ha de ser más empática. La mayoría de gente están en una empresa desde hace 30 años y no hacen nada».

Messi: «Nos llamó Laporta para informarnos. El club estaba esperando a ver qué pasaba con Leo porque el acuerdo estaba. Los capitanes nos bajamos el sueldo para que se pudieran inscribir los fichajes».

Rebaja salarial: «He renunciado a una parte del sueldo. Se me ha cambiado el fijo y el variable».

Guardiola: «En su última temporada hubo mucha tensión. Creo que Mourinho nos desgastó a todos. Pep exige máximo control en todo. Yo estaba saliendo con Shakira y todo cambió con él. Tuve mucha presión y hasta pensé en irme la temporada 2011/12. Sufrí mucho ese último año con Pep».

Bartomeu: «No estoy capacitado para decir si ha sido el peor presidente de la historia. Todos tenemos la culpa, pero lo cierto es que el club no ha ido por dónde queríamos los culés. Estoy convencido que los próximos cinco o diez años serán muy buenos para el Barça».

Periodistas: «No me molestan, pero al final piensas por qué vas a hacer una entrevista. Cuando eres joven quizás para darte a conocer, pero yo ya no lo necesito. El futbolista siempre va con recelo a una entrevista, pensando a ver qué titular buscan».

Retirada:«Voy temporada a temporada. Siempre pienso que es la última y si luego hay otra, pues perfecto. El día que vea que no le puedo dar más al equipo pues me iré. Siempre he sabido gestionar mi cuerpo. Cuando llegué al Barcelona salía más que el sol y todo el mundo me decía que no llegaría a los 34 como futbolista. «Si la gente supiese un 5% de mi primer año me dirían de todo. También es verdad que ha sido clave para mí la estabilidad emocional».