Otro año a la caza de un ‘9’

El Atlético ha encontrado en Luis Suárez su referente en el área. Tras años y años buscando un punta goleador, el uruguayo llegó caído del cielo, un delantero contrastadísimo y al que el Barcelona le había enseñado la puerta de salida, aumentando aún más su competitividad y ganas de reivindicarse.

Simeone adaptó su sistema de juego al ‘9’, buscando mayor fútbol combinativo para acercar el balón al área en mejores condiciones y Suárez respondió por todo lo alto: 21 goles que fueron fundamentales en 21 puntos y los dos tantos que certificaron las remontadas ante Osasuna y Valladolid en las dos últimas jornadas de Liga y sirvieron para levantar el título de campeón. El uruguayo, además, confirmó en plena celebración que no piensa moverse del Atlético esta próxima temporada, ya que por contrato tenía la opción de decidir sobre su segundo curso. Sin embargo, el club rojiblanco volverá a peinar el mercado en busca de otro ariete que le sirva de acompañante, relevo en caso de lesión, descanso o sanción y le complemente arriba.

Suárez no fue la única incorporación en la punta de ataque durante la temporada 2020-21. La salida de Diego Costa en diciembre llevó al Atlético de nuevo a buscar un nuevo futbolista en ese puesto durante el mercado de enero, firmando como cedido a Moussa Dembélé desde el Olympique de LyonEl francés estaría encantado de continuar en el club rojiblanco, pero los casi 35 millones de su cláusula de compra por un jugador que no llegó a alcanzar los 100 minutos y no consiguió marcar, se antoja excesivo. El club podría buscar otra fórmula para quedárselo, en una nueva cesión, o estudiar todas las opciones que se abren en este nuevo mercado para sumar otro delantero. Y es que, desde el año 2013, el Atlético siempre se ha firmado al menos a un punta, desde 2010 si tenemos en cuenta que en 2012 la gran incorporación arriba fue el regreso de Diego Costa tras su cesión al Rayo.

Algunos fichajes para ese puesto fueron de un perfil muy alto, buscando una referencia titular como el propio Luis Suárez el verano pasado, Morata en enero de 2019, Costa en 2017, Gameiro, Jackson, Torres, Mandzukic o Villa… y otros de un perfil inferior (Saponjic, Kalinic, Raúl Jiménez o el reciente Dembélé…). El fichaje de Saponjic en el verano de 2019 es el del punta con menor protagonismo en toda la era Cholo. Tan solo 108 minutos en una temporada y media para el serbio, que regresa de su cesión al Cádiz y no parece tener ningún hueco en el club. Llegó del Benfica B, club de procedencia ese mismo mercado de fichajes de João Félix, la verdadera gran inversión de ese 2019.

Seis meses antes que Saponjic, en el mercado invernal de ese 2019, fue Morata la apuesta rojiblanca arriba. Cedido la pasada temporada a la Juventus, parece que continuará el próximo curso en el conjunto italiano. En año y medio en el Atlético consiguió 22 goles en 61 encuentros. También en la temporada 2018-19, pero a inicio de curso, el club había incorporado arriba a Nikola Kalinic, que únicamente disputaría 24 partidos de rojiblanco, consiguiendo cuatro tantos. El croata llegó en teoría para dar relevos a Diego Costa, con muchos problemas físicos.

El hispanobrasileño había regresado al club en verano de 2017, pero la sanción de la FIFA sobre el Atlético le impidió debutar hasta enero de 2018. Sin embargo, el ’19’ se quedó muy lejos de su versión previa a marcharse al Chelsea, aunque participaría en la Europa League, la Supercopa de Europa (con un doblete ante el Madrid) y hasta en la presente Liga, donde participó en siete partidos (dos goles) antes de rescindir su contrato.

A Costa ya se le había intentado repescar en el verano de 2016, pero ante la imposibilidad de conseguirlo acabó firmando desde el Sevilla el francés Kevin Gameiro. En su primer curso de colchonero consiguió 16 goles, por los 11 del siguiente. Y, si Gameiro no llegó a cumplir del todo las expectativas, la temporada anterior la apuesta de Jackson Martínez había fracasado por completo. Duró solamente media temporada en el club, donde consiguió tres goles pese al gran cartel que traía desde el Oporto como el sucesor de su compatriota Falcao. Ese mismo verano había firmado también por el Atlético Luciano Vietto, que tampoco tuvo ni mucho menos el rendimiento esperado.

Si después de conseguir esta Liga la apuesta es mantener el bloque arriba, la temporada 2014-15 fue de pleno cambio. La marcha de Costa y Villa tras conseguir el título provocó la incorporación de Mandzukic y Raúl Jiménez como puntas y Griezmann para jugar por detrás de ellos. El croata cumplió su misión con 20 tantos, aunque se secó desde febrero coincidiendo con el regreso al Atlético de Fernando Torres un mes antes. El Niño devolvió todo el cariño a su gente con un buen rendimiento pese a estar en los últimos años de su carrera. Hizo seis goles en esos primeros meses de regreso y en las tres temporadas completas que estuvo alcanzó la decena de tantos: 12, 10 y 10 antes de marcharse a Japón.

En la campaña 2013-14 se había levantado el primer título liguero del siglo XXI con esa delantera explosiva formada por Diego Costa (27 goles en Liga y 36 en total) y David Villa (14 goles, 13 en Liga), que, como Suárez, llegó con todas las facilidades en verano desde el Barcelona, ya que se consideraba que habían pasado sus mejores días. El asturiano se ganó el cariño de la afición pese a estar un único año en el club y formó una gran pareja con Costa, que el verano anterior había regresado al Atlético de su cesión al Rayo en principio sin sitio, pero ganándose a Simeone desde el primer entrenamiento. El hispanobrasileño también había formando una dupla de oro con Falcao, el goleador perfecto del Atlético que llegó en verano de 2011 y se marchó en 2013 con 70 goles conseguidos en 91 partidos. Un constante ida y vuelta de delanteros, donde este verano será más fácil, ya que está el primer espada está cubierto con la permanencia de Suárez, pero se volverá a analizar el puesto en busca de la pieza que le dé un recambio.

Las otras cartas de Simeone para intentar olvidar a Luis Suárez

La inesperada baja de Suárez deja a Simeone con pocas opciones en su delantera para enfrentarse al Barcelona. Ya estuvo en una situación similar ante Osasuna. La cantera y el ‘olvidado’ Saponjic pueden ser algunas soluciones desde el banquillo. Vitolo, Costa y Carrasco eran las grandes dudas. En el caso de este último sí se entrenó con normalidad y apunta al Barça. Eso sí, tesitura diferente experimenta el canario y el hispanobrasileño. Pese a que este último tiene opciones tampoco las tiene todas consigo. Algo más complicado lo tiene Vitolo.

Marcos Llorente: el revolucionador

Ya advirtió en Anfield de su peligro. Su nuevo rol de segunda punta donde cae a banda derecha es clave para que se reivindique. Su buen golpeo y desmarques también le convierten en un falso nueve de cara a la defensa rival. Cuatro goles en 600 minutos ratifican que está a un nivel espectacular en su segunda campaña con el cuadro colchonero.

João Félix: el gran líder

El portugués es el mago del equipo. Ya analizamos en AS que su posición favorita es por detrás de otro delantero, jugando con libertad y teniendo mucho contacto con la pelota. Así se divierte y eleva su rendimiento. Siete goles en 750 minutos de juego le acreditan como un peligro constante para su equipo. Ante el Barça todos los focos estarán puestos en él.

Correa: el fiel escudero

Las dos últimas temporadas del argentino son dignas de elogiar. «Al que considero más delantero de lo que tenemos es a Correa, pero lo hace tan bien en la derecha, aunque se enoje jugando ahí porque le gusta ser delantero», explicó un Simeone que siempre ha tenido buenas palabras hacia Ángel. El atacante revoluciona los encuentros y se entiende a las mil maravillas con João y Suárez.

Carrasco: el regreso más esperado

El belga se entrenó con normalidad con sus compañeros y apunta al encuentro ante el Barcelona. Desde que volvió a la parroquia rojiblanca ha ofrecido un rendimiento descomunal a lo visto anteriormente y es uno de los futbolistas más desequilibrantes de toda la plantilla del Atlético.

Saponjic: ahora o nunca

Pese a que siempre se habla del famoso tópico de ‘ahora o nunca’, lo cierto es que luego nunca se cumple. Simeone no cuenta con él y es el jugador con menos protagonismo del club colchonero. En la anterior campaña disputó dos envites en Liga y en esta nueva aún no le hemos visto.

Camello: la opción más de la casa

El killer del filial también está en los planes de Simeone. Pese a que suele entrar en las convocatorias, no termina de tener minutos. Se desconoce si está por delante del serbio en lo que sería una de las apuestas más caseras.