Coudet está «desesperado» por ganar en casa

Lograr un resultado positivo delante de su afición se ha convertido en la asignatura pendiente del Celta. En la rueda de prensa previa al duelo con el GranadaEduardo Coudet subrayó el deseo de su equipo por romper la mala racha de resultados desde que la afición celeste regresó a las gradas de Balaídos: cuatro partidos con público, cuatro derrotas. Para que a la quinta vaya la vencida, el Chacho ha convocado a 22 jugadores. Aidoo, es la única baja. 

Cervi: “Estaba un poco tocado, una lesión molesta en la planta del pie. No es algo que se pueda agravar, con el tiempo va a ir mejorando, pero es molesto”.

Aidoo: “Todavía no está disponible. Veremos cómo sale ahora de esta cuarentena obligatoria. Aún no ha podido entrenar”.

Primera victoria como local: “Queremos darle esa alegría. Lo de la gente contra el Cádiz fue impresionante. Nos empujó cuando íbamos 0-2 y nos hizo generar un montón de cosas. En lo personal, la grada de Río fue impresionante, nos llevó. Aquí la gente agradece cuando te vas vacío. Estamos desesperados porque nuestra gente nos vea ganar en casa”.

Momento del equipo: “Podemos dar mucho más. No merecíamos esperar tanto tiempo por la primera victoria. Hubo muchos partidos en los que nos merecimos los tres puntos. De hecho, Robert Moreno dijo ayer que había analizado nuestros tres últimos partidos y en ninguno merecimos perder. Hemos competido de muy buena forma en todos los partidos, salvo contra Osasuna, sin tener aún a todos en su mejor nivel individual”.

Granada: “Tiene un entrenador diferente al que nos enfrentamos la semana pasada. Hay que pensar que tienen muy buena plantilla, con jugadores de mucha jerarquía. Va a ser difícil. Trataremos de concentrarnos para enfocarnos en lo que podemos generar”.

Robert Moreno: “Los entrenadores estamos expuestos a los resultados. Todos tratamos de trabajar y de cumplir los contratos que hemos firmado, pero el fútbol es muy dinámico”.

Tapia: “Lo veo bien, a la par de todos los demás. En el último juego volvió a tener esa chispa, esa agresividad. Nos va a costar, no solo con él, cada vez que haya convocatorias de las selecciones porque se juegan tres partidos en las fechas FIFA. Él y Néstor (Araújo) no tuvieron vacaciones y cuando les podíamos dar descanso fueron de nuevo convocados”.

Nolito: “Espectacular. Aparte de ser un gran profesional, es un gran tipo. Si no le toca iniciar sé que va a sumar. Aquí somos un grupo y todos tiran para el mismo lado. Estoy muy agradecido a mis jugadores porque me dan un día a día espectacular. Es un poco lo que intenté armar: buena gente, buenas personas e ir creciendo juntos”.

Convocatoria: Matías Dituro, Rubén Blanco, Coke Carillo, Hugo Mallo, Néstor Araujo, Carlos Domínguez, Kevin Vázquez, Jeison Murillo, José Fontán, Miguel Baeza, Javi Galán, Renato Tapia, Fran Beltrán, Okay Yokuslu, Denis Suárez, Brais Méndez, Solari, Cervi, Nolito, Iago Aspas, Thiago Galhardo y Santi Mina.

Luis Maximiano será el nuevo portero del Granada

El Granada ha llegado a un acuerdo con el Sporting Clube de Portugal para acometer el traspaso de Luis Maximiano, que será portero granadinista para las próximas cuatro temporadas. La entidad de Los Cármenes abonará por su compra 4,5 millones de euros, más 500.000 por objetivos. Además, el club lisboeta tendrá un 10% de un futuro traspaso si este se produce.

Luis Maximiano ya está en Granada esperando a que se cierren todos los detalles de su cambio de aires. Reconocimientos médicos, últimos flecos etc. Cuando todo esto se produzca, el club lo hará oficial.

A sus 22 años de edad, está considerado como otro de los grandes productos de la cantera portuguesa de porteros. De hecho se ha llegado a publicar que el Barcelona le estuvo siguiendo pensando que podría ser un futuro Ter Stegen. También el Mallorca se interesó por él.

Pero finalmente el Granada será quien consiga sus servicios para llenar el vacío que ha dejado Rui Silva, que dejó un sensacional recuerdo antes de marcharse al Betis.

El Madrid va hasta el final

Hace tiempo que el Madrid debería estar muerto. Elijan la causa porque valen casi todas: el agotamiento (50 partidos mal repartidos), el desánimo (llegó a perder de vista al Atlético) o la inanición (un monogoleador). Pero nadie persigue tan bien como él. Está en el acta fundacional del club. También en el himno y compete a veteranos y noveles. Ayer, con más de los segundos que de los primeros, liquidó a un Granada que mira ya a las vacaciones con el curso aprobado en España y cerca del sobresaliente en  Europa. Fue un triunfo sin replica, incluso desde el punto de vista físico. A estas alturas, las endorfinas le pueden a los isquios. Lo puede explicar bien Modric, jefe del partido después de haberle dado dos vueltas al cuentakilómetros.

Si miraron a la derecha, Marvin. Si lo hicieron a la izquierda, Miguel Gutiérrez. Los laterales de tercera instancia. Y cinco sub-23 en el once que debía mantenerle con vida en la Liga. La nueva normalidad de un equipo que le sigue dando carrete a la persecución. El Camiseta Real Madrid barata ha construido buena parte de su grandeza con un comportamiento de aldea gala: resistir es ganar. Y así anda, como si no pasaran los años. A Los Cármenes salió como si de verdad creyese que aún todo es posible, como si el Atlético no le hubiese ganado a la Real, como si no hubiese existido el pleito del brazo incorrupto de Militao, alargando mucho el viaje de sus cohetes por las bandas, Rodrygo y Vinicius, y con Kroos sentado en la grada. Quedó claro que el plan era salir pitando, descolocar al Granada, aun a costa de perder el caudillaje del alemán.

La ‘cuchara’ de Miguel Gutiérrez
El Granada, que en el autobús que le llevaba al estadio confirmó que no volverá a Europa el próximo curso, apretó poco. Fue evidente que no sentía frío ni calor, porque de esa carnicería del descenso se libró ya hace unas cuantas jornadas. Le faltó ese empeño que le ha tenido en las alturas durante buena parte de la temporada, aunque podrá justificarse sobradamente con las bajas, tan numerosas y significativas como las del Madrid.

El equipo de Zidane fue pronto al grano. Primero con un cabezazo de Benzema en el que todos merecieron medalla: Rodrygo como asistente, el francés como rematador y Ruis Silva como barrera. El Granada no atendió al aviso y de inmediato se vio por debajo en el marcador. El gol fue un canto a la cantera, la única planta que más crece cuanto más yermo es el terreno. Miguel Gutiérrez se abrió paso en la izquierda y se sacó un pase de cuchara a Modric que el croata tramitó con la izquierda sin demasiado ángulo. La asistencia tuvo tanto de precisión como de atrevimiento. En el mejor Marcelo no hubiera extrañado. En un chaval de 19 años que jugaba su primer partido como titular causó un esperanzador asombro. El tanto acomodó aún más al Madrid porque el Granada no encontró a Puertas ni a Machís y menos aún a Fede Vico o Jorge Molina. El once de Diego Martínez tenía pretensiones ofensivas, con tres mediapuntas y un nueve de referencia, pero en el fútbol, a menudo, no se caza más por llevar más munición.

Un suspense efímero

En cualquier caso, alcanzada la ventaja, el Madrid moderó el discurso. Utilizó la pelota como escudo y consiguió que nada sucediese cerca de Courtois hasta que metió el segundo zarpazo, antes del descanso. Rodrygo sacó ventaja de una disputa ganada por Marvin y fue buscándose el hueco en el área hasta que asomó. Su disparo cruzado fue inapelable. Tiene menos cascabeles que Vinicius, pero su temple en el área es notablemente superior. Una lástima esa frialdad que afea mucho sus virtudes.

En la segunda mitad el Granada dejó su papel de oyente y el Madrid se puso en automático tras un rápido cálculo de la paliza del viaje de vuelta y lo cerca que anda San Mamés. Y los cambios de Diego Martínez tuvieron más efecto que los de Zidane, cuya intención era masajear al equipo. Soro y Suárez le dieron presencia ofensiva al Granada. El colombiano pifió un remate asomado a la linea de gol, pero el segundo lo enganchó de lleno y el rechace de Courtois le sirvió a Jorge Molina para poner el partido al alcance de los suyos. Duró un suspiro, lo que tardaron Odriozola en aplicar un trallazo a una cesión de Hazard, obligado al centro tras un mal control, y Benzema en aprovechar una salida estrafalaria de Rui Silva. Fue el último servicio del francés, al que de inmediato se guardó Zidane. Es un metal precioso. Y el Madrid se marchó de Granada dejando un mensaje repetido a lo largo de su historia: acabará esta Liga en Cibeles o en Little Bighorn.

El PSV llega con Ihattaren

El PSV ha dado a conocer su lista de convocados para viajar a Granada y en ella se encuentra Mohamed Ihattaren, que se perdió los dos últimos partidos. El joven marroquí de 18 años es una de las estrellas del club y uno de los mayores talentos holandeses, sobre él tendrán que estar muy atentos los chicos de Diego Martínez.

El que también estará enfrente es Zahavi, uno de los fichajes más importantes del verano en Eindhoven y que no estuvo en la ida. Götze, por supuesto, también entra en la convocatoria.

En el apartado de ausencias destaca la de Mauro Júnior, asentado ya en el once titular de Roger Schmidt. Ryan Thomas, Marco van Ginkel, Érick Gutiérrez, Maxi Romero y Obispo tampoco estarán disponibles en Los Cármenes.