Ansu gira el foco hacia el céspe

Para modificación de estatutos, la que impulsó el once de Koeman, que regresó a la competición derrotando al Valencia por 3-1 tras remontar un gol inicial de Gayà e inaugurando una nueva era de ilusión en el Camp Nou que lidera Ansu Fati, que volvió a ser titular. De nuevo, el equipo asume el protagonismo en un día en el que el foco estaba en la asamblea.

El barcelonismo vive a golpe de desfibrilador. Da igual que las jornadas sean maratonianas para el aficionado militante, que se sentó a las tres de la tarde en el Palau Blaugrana (o en el sofá de su casa) para asistir a la “asamblea más importante de la historia del club” y luego empalmó con el partido ante el Valencia. Más de ocho horas de ducha escocesa que sólo pueden asumir los muy cafeteros.

Si en la asamblea se empezó al trote cochinero y a medida que se fue acelerando la cosa los asistentes ya vieron que nos les daba tiempo a solucionar todo lo que hay sobre la mesa de tareas y decidieron echar el freno, sobre el césped del Camp Nou no había tiempo para encantarse.

El Barça retomaba la competición después de dos actuaciones mediocres ante el Benfica y el Atlético, partidos que abonaban la teoría del “esto es lo que hay”, pero la ‘paz de Lisboa’ generó otro relato, cosa que en este club se asume con una generosidad digna de serie de Netflix. Eso de que no se podía aspirar a nada se cambió en un decir Jesús por el “aspiramos a todo” y así salieron los de Koeman, decididos a mejorar su imagen de sus últimas actuaciones.

Para esta tarea, la presencia de Ansu Fati como titular se distinguía fundamental. Con Ansu al lado, Memphis ya tiene a alguien que le entienda y ya deja de ser el Guerrero número 13, el soldado de élite musulmán que por cuestiones del destino se ve envuelto en un destacamento de vikingos sin que nadie le comprenda.

Al primer minuto de juego, Ansu ya amenazó a Cillessen dando la imagen de un barça agresivo que se sustentaba en la presión y la intensidad que aporta a Gavi, que fue titular al lado de Sergi Roberto y Eric. Que Koeman toma nota de la receta de Luis Enrique con la Selección parece claro.

No obstante, el equipo blaugrana sigue teniendo mandíbula de cristal. A la primera aproximación del Valencia, Gayà enganchó un disparo monumental tras un rechace del equipo blaugrana en un saque de esquina que Ter Stegen no llegó a desviar.

Con el viento en contra, el Barça volvió a encontrarse en una situación complicada, pero a diferencia de otras ocasiones, la presencia de Gavi y de Ansu dotaba de más colmillo a los barcelonistas, que empezaron a asediar a Cillessen.

La asociación Memphis-Ansu dio fruto antes del cuarto de hora con un gran gol del canterano tras dejada del holandés. A lomos de la euforia que provoca cada gol de Ansu, que emocionalmente vale por dos en la grada del Camp Nou, el Barça jugó sus mejores minutos y tras una gran combinación en ataque, Fati cayó en el área pequeña ante el acoso de Gayà. Para Gil Manzano fue penalti y el castigo lo ejecutó Memphis con una violencia en el chut que dejó a su compatriota Cillessen con el molde.

El inicio de la segunda parte fue del Valencia a pesar de que la primera ocasión fuera de Ansu, que da la sensación de jugar sin ningún freno muy por encima de lo que le recomendarían los médicos. Su chut lo salvó Cillessen y a partir de ahí el Valencia dominó el partido. Carlos Soler disparó al palo y Ter Stegen recordó al portero salvador a tiro de Guedes.

A la hora de partido, Koeman ya retiró a Ansu, que lo había dado todo, para dar entrada a Coutinho. A primera vista parecía algo así como pasar de la energía atómica a la máquina de vapor, pero los clásicos siempre tienen ases en la manga y el brasileño culminó con toda la calma una jugada frenética de Dest que suponía el 3-1.

Y con ese resultado, el aficionado acabó su ducha escocesa olvidando la asamblea y centrándose en el campo.

Asensio se carga de razón

Era un Mallorca recién ascendido y plagado de suplentes, para no llamarse a engaño, pero tomen nota de este cuarteto de violines: Rodrygo, Asensio, Benzema y Vinicius. Va a costar echarles de ahí. A Hazard, a Bale y cualquiera que lo pretenda. El camiseta Real Madrid baratas recuperó el liderato con una decoración lujosa en un partido sencillo. Y Asensio encontró su lugar en el Madrid y en el mundo. No se le recuerda un partido tan completo ni en la derecha ni en la izquierda. De mediapunta, ese sitio que lleva años sin existir en el Madrid, reapareció ese jugador que un día pareció llamado a marcar una época. Cumplieron Ancelotti, que manejó bien el descontento del jugador, y Asensio, que replicó en el foro adecuado. El Madrid salió del partido como si hubiese cerrado un fichaje galáctico. El Mallorca, como si aquello no hubiera ido con él.

El once de Ancelotti dejó un rastro muy visible. No habrá rotaciones extremas. A Casemiro la paliza Madrid/Brasil le ha dejado plomo en sus piernas y niebla en su cabeza. Conviene despejarle. De Hazard sólo pueden servirse medias raciones. A Modric únicamente le van a sacar del once partidos de presunto medio pelo porque no hay gestor de juego que se le acerque. Camavinga y Rodrygo están en la primera línea de suplentes, los que tocan merecidamente con la punta de los dedos la titularidad. Son la punta de lanza de la next genBenzema puede ir olvidándose de las vacaciones y Jovic puede tomárselas cuando quiera. Y Marco Asensio tiene en su mano ser lo que aparenta. La banda derecha le esperó durante todo el curso pasado y él no se presentó. Ayer Ancelotti le tendió esa mano izquierda con la que ha levantado tantas copas y dejó la pelota en su tejado. Le dio la plaza de mediapunta en ese 4-2-3-1 al que empieza a coger el gusto. Un acierto, porque el balear dejó el mensaje de que este tren no lo va a dejar pasar. Más si el puesto le cae como un guante.

El error de Gayá

Luis García, desde la otra orilla, jugó dos partidos en uno: el del Bernabéu y el del domingo próximo en Son Moix ante Osasuna. Sucede en los equipos cortos de munición, que no pueden dispararle a todo. Así que el técnico sólo mantuvo a cuatro de los que jugaron ante el Villarreal la semana pasada. Fue una aceptación tácita de que estaba frente a un imposible.

El partido le dio la razón pronto. Gayà, el lateral del filial del que tiró ante la plaga de bajas en defensa, metió la pata en un mal control. Una desgracia seguida de otra: Benzema era el enemigo más próximo y lleva tres años sin dejar pasar una. Esta tampoco. Metió media docena de zancadas y cruzó la pelota a la red.

En estado de shock, en los minutos siguientes, el Mallorca fue desmintiendo todas sus virtudes. Fue una cama deshecha atrás, sin orden, sin presión, presa del pánico. Aún así, tuvo dos ocasiones claras para empatar, de Kubo y Lago Junior, que le devolvieron al partido. Eso también lo tiene este Madrid de Ancelotti, un equipo largo, divertido y entrañablemente vulnerable. Da mucho y quita poco. Pero esta vez supo pronto que aquello no iba a ser San Siro o Mestalla, donde sus rivales murieron por insuficiencia respiratoria. Eso siempre lo tuvo el Madrid: vive de su fe cuando no puede vivir de su fútbol.

El festival blanco

Con las defensas a la fuga, quedó un partido de recreo, muy de áreas y muy poco de entrenadores. Asensio marcó el gol del que pasaba por allí cuando ni Reina ni su defensa supieron sacar una incursión imposible de Rodrygo. Kang-in Lee respondió con un tanto de alta gama en zurdazo colocado desde fuera del área. Y para que no parara la juerga, Asensio repitió esta vez con un gol a su altura: desmarque, control orientado, casi autopase, de espuela y resolución académica con la izquierda. Una jugada de gran pureza, como ese fútbol que siempre le acompañó (intentó incluso un gol olímpico, la repera de este juego). Completó el hat-trick con un calco del tanto de Kang-in Lee. Fue una reivindicación brutal por el conducto reglamentario: sobre la hierba. Así se piden las oportunidades.

En ese girigay disfrutó Vinicius. Metido en fiesta es imparable. Desbordó, recortó, tiró caños, se gustó… El repertorio completo de ese fútbol callejero en peligro de extinción. Con otro estilo también alzó la voz Camavinga, un estupendo distribuidor de juego que conjuga el presente. Le ha cogido el aire al equipo en tiempo récord. Y Rodrygo le quitó el silenciador a su juego y puso su esprint a la altura del de Vinicius.

Asegurada la goleada, Ancelotti hizo política de vestuario. Dio esperanzas a la cantera entregando minutos a Blanco y Sergio Santos; consoló a Isco y Lucas Vázquez, que aspiraban a más en el duelo (el primero cerró el set), y regaló diez minutos a Jovic para no abusar del físico de Benzema, que antes de irse llegó al doblete con un gol que retrata bien el momento que vive: controló de espaldas, sin que sea posible determinar si sucedió por azar o por duende, y su disparo posterior tocó en dos defensas del Mallorca antes de acabar en la red. Ahora se siente capaz de meter un balón medicinal en un hoyo de golf.

Loco Abreu, espectador de lujo en el entrenamiento del Atlético

El Atlético no frena el ritmo y volvió a los entrenamientos pocas horas después de derrotar al Celta en Balaídos con un doblete de Ángel Correa. El Cholo citó a sus futbolistas a primera hora y contó desde la grada con un espectador de lujo: el Loco Abreu.

El exdelantero uruguayo, todo un trotamundos del fútbol, se acercó a Majadahonda con dos de sus dos hijos aprovechando su estancia en Madrid y pudo volver a saludar a Luis Suárez, con el que compartió vestuario y al que le une una gran amistad, siendo el ‘9’ rojiblanco padrino de uno de sus hijos gemelos (estos días han publicado imágenes juntos en redes sociales), y con todo el cuerpo técnico rojiblanco y en especial con Simeone, para el que jugó en River. Abreu colgó las botas hace escasamente dos meses, anunciando en junio su marcha con 44 años y después de más de 26 dedicándose al balón profesionalmente en una infinidad de países como Uruguay, España (Deportivo y Real Sociedad), Argentina, México, Israel, Brasil, Grecia

Ahora, su futuro pasa por los banquillos, donde ya ha hecho sus primeros pinitos, y pudo tomar buena nota de las prácticas del Cholo, con el que compartió un tiempo de charla. Abreu disputó 70 partidos con su selección, levantando la Copa América en 2011 y siendo protagonista en aquel partido de inolvidable recuerdo en el Mundial de 2010, que acabaría ganando España, cuando Suárez evitó el gol de Ghana con la mano en el último minuto del tiempo reglamentario en cuartos, fue expulsado, Gyan falló desde los once metros y Abreu dio el pase en la tanda lanzando a lo Panenka, un nuevo ejemplo del motivo del sobrenombre Loco.

El Getafe no encuentra salida a sus descartes

La plantilla del Getafe cuenta hoy con veinticinco futbolistas en nómina y debe aligerar para dar cabida a los dos o tres refuerzos que pretende antes del cierre del mercado. No hay prisa, pero tras la segunda jornada y durante el parón de selecciones se cerrará movimientos. Con la puerta abierta para salir cedidos están Darío Poveda y Miguel Ángel, que ni siquiera han sido inscritos de momento. También Hugo Duro, que debutó con buenos minutos en Mestalla, pero debe tener continuidad y seguramente acabe cedido en Segunda División. Huesca y Zaragoza son los que han mostrado más interés hasta el momento. Nyom ha sido adelantado por Damián e Iglesias y busca destino. Y otro central tendrá que hacer hueco en una plantilla con muchos defensas.

Todo está pendiente de dos futbolistas básicos para el equipo que tienen ofertas de enjundia. Arambarri y Cucurella, por los que el Getafe exige el pago de la cláusula de rescisión para dejarles marchar. El mercado no está para grandes dispendios, pero mientras no se cierre, el temor a perder a uno de estos dos futbolistas se cernirá sobre el Coliseum.

Cuando haya hueco llegarán los fichajes. El primero en caer puede ser Florentino, joven medio centro del Benfica que vendría a cubrir la plaza que ha dejado vacante Sabit tras su lesión en pretemporada. El Getafe ya ha solicitado su cesión al conjunto portugués.

Joaquín guía al Huesca de Ambriz

Nacho Ambriz sigue sacando provecho a los pocos jugadores del primer equipo que tiene en liza y en Teruel su equipo demostró que progresa adecuadamente, aunque el actual fondo de armario pasa únicamente por jugadores del filial. Joaquín demostró que esta temporada quiere ser un jugador importante y se inventó un golazo en la segunda parte para darle el triunfo a los oscenses.

En la primera mitad, Escriche tuvo las más claras de los oscenses, aunque no pudo continuar su buena racha de goles y se quedó sin marcar. Andrés salvó la mejor oportunidad del Castellón antes del descanso con una espectacular intervención. El gol del triunfo llegó tras una genialidad en el área de Joaquín Muñoz en el minuto 53. Recortó para adentrarse casi hasta el área pequeña, librándose hasta de tres rivales y definiendo magistralmente. Es la segunda victoria de los altoaragoneses en esta pretemporada en cuatro partidos, ambas ante rivales de menor categoría, en este caso ante el Castellón, de la Primera División de la RFEF. Las derrotas llegaron ante la Real Sociedad y Osasuna y el miércoles medirán su nivel ante otro Primera, el Mallorca.

Achraf, pitado en Israel por apoyar a Palestina

Sin duda, una de las imágenes de la Supercopa de Francia que se llevó el Lille ante el PSG fueron los pitos que recibió Achraf Hakimi por parte del público israelí. El Trophée des Champions se juega siempre fuera de Francia y el internacional marroquí se llevó una sonora pitada durante los 90 minutos por apoyar a Palestina en las redes sociales.

El exjugador del Real Madrid publicó hace meses un tweet que rezaba “Free Palestine”, para apoyar a Palestina en su conflicto con Israel. Algo que no pasó desapercibido para todos los aficionados israelíes que se congregaron hoy para ver la final entre el Lille y el PSG. Incluso el público celebró en el minuto 10 una jugada en la que Reinildo, lateral del Lille, le quitó a Achraf el balón con una limpia entrada.

Achraf fue uno de los mejores jugadores del PSG en la final, por no decir el mejor. El lateral fue el único fichaje que disputó hoy la Supercopa de titular (Wijnaldum entró en la segunda mitad) y no paró de intentarlo en la banda derecha, aunque sin suerte en el resultado final. Al jugador poco le importaron los pitos por su apoyo a Palestina y cuajó un gran encuentro.

Dia busca sus primeros minutos y Emery, su primera victoria

El Villarreal quiere llegar con buenas sensaciones a la final de la Supercopa ante el Chelsea. La obsesión de Unai Emery es esa. Por eso, el técnico del Submarino espera que su equipo se tatúe la palabra victoria durante los partidos de pretemporada. Tras caer en el estreno ante el Valencia, el Villarreal busca esta tarde su primera victoria ante el Olympique de Lyon (20:00 horas /Gol).

Al Submarino le espera un test exigente, ante el cuarto clasificado de la Liga 1 y que este curso disputará Europa League. El choque se disputará en Pinatar, el cuartel general del conjunto francés y donde se ha desplazado el Villarreal para jugar.

Emery seguirá con las probaturas, pero el técnico vasco espera darle los primeros minutos a Boulaye Dia. El ariete, recambio de Bacca y por el que el Villarreal ha desembolsado cerca de 15 millones de euros, no jugó ante el Valencia porque estaba recién aterrizado. Emery también espera quitarse la espina del último derbi ante el conjunto ché. Los amarillos se dejaron remontar un 0-2 y esa derrota, aunque fue en un amistoso, escoció.

El Espanyol mantiene en Primera al cuarteto de los 50 goles

Con la renovación de Javi Puado y el fin de las especulaciones sobre su posible marcha en caso de que no se efectuase esa ampliación de contrato, el Espanyol da prácticamente por cerrado su delantera para la temporada 2021-22 a la espera de un pequeño retoque. El ataque de los 50 goles del curso pasado, encabezado por el propio canterano, Raúl de Tomás, Adrián Embarba y el veinteañero Nico Melamed. Cantera y calidad para un ataque del agrado de Vicente Moreno.

Amante del 4-2-3-1 o del 4-4-2 como punto de partida, el técnico valenciano tiene claro que en Primera, a diferencia de Segunda, será difícil jugar con RdT y Nanny Dimata en ataque al mismo tiempo teniendo en cuenta que será necesario potenciar el centro del campo. Javi Puado y Adrián Embarba, autores de 12 y nueve goles respectivamente el curso anterior, parten con ventaja a ocupar los costados acompañando a Raúl de Tomás en la punta de ataque, pichichi con 23 tantos.

La mediapunta será la posición más abierta de la plantilla. Nico Melamed (seis goles), pese a su juventud y escasa experiencia en Primera, sería la opción más valiente del entrenador, aunque Óscar Melendo o el propio Dimata en encuentros especialmente en el RCDE Stadium podrían ser una alternativa como ya lo fueron en LaLiga SmartBank. El Espanyol tiene distintos perfiles para escoger, ahí radica también la ventaja de tener jugadores tan versátiles.

El retoque que espera acometer el club es la llegada de un extremo después de que se puedan dar salida a Matías Vargas y Álvaro Vadillo. Ambos jugadores saldrán cedidos para liberar masa salarial después, además, de su mal rendimiento la temporada anterior en la que apenas tuvieron oportunidades. Sin demasiados recursos, el Espanyol busca un jugador de banda desequilibrante y con experiencia, una oportunidad de mercado como lo fue Vadillo (esta sin suerte) el pasado mes de septiembre.

Jaume Giró, ex mano derecha de Laporta, señala a los jugadores

Jaume Giró (Badalona, 1964) es el conseller de Economía de la Generalitat. Periodista, político y empresario, fue el director general de la Fundació La Caixa y su figura está vinculada al Barça en los últimos tiempos porque participó activamente en la última campaña electoral como mano derecha de Joan Laporta aunque, sorprendentemente, se apartó después de las elecciones cuando estaba destinado a ser vicepresidente económico.

No obstante, Jaume Giró conoce muy bien la situación económica del camsieta Barcelona barata y por eso la suya es una voz autorizada. En el programa ‘El Món a RAC-1’, Giró ratificó el problema que el Barça tiene con la masa salarial y exigió responsabilidad a los futbolistas: «Por lo que leo, la Junta está haciendo todo lo posible para rebajar la masa salarial. Y eso, junto la refinanciación de la deuda, es clave para recuperar el club. Pero no pongamos sólo el foco en la Junta directiva actual. Hay que pedir un punto de responsabilidad en los jugadores. Los jugadores, por responsabilidad y si quieren al club, tienen que hacer un esfuerzo. Igual que cuando ha habido vacas gordas han cobrado grandes sueldos pese a ganar pocos títulos y hasta sufrir derrotas graves en Europa. ahora les toca hacer un sacrificio personal. Y aunque hagan un sacrificio, cobrarán más que un universitario con cuatro carreras y tres idiomas. Hay que poner el foco también en los jugadores».

Giró calculó en un 70% la masa salarial del Barça en relación a su presupuesto: «Durante la campaña, siempre dije que había que rebajar la masa salarial. Ese concepto que parece tan de moda ahora, yo ya lo decía desde el mes de octubre y noviembre. La masa salarial no es culpa de Laporta, ya estaba. Se come toda la parte de ingresos que tiene el club. Masa salarial es el coste de salarios deportivos, con fútbol y secciones. Y son salarios y amortizaciones. En este momento, no sé qué presupuesto el club pero al menos un 70% será masa salarial. Eso es insostenible. En los últimos años, y después de la venta de Neymar, comenzó a hacer renovaciones con muchos jugadores en la última etapa de su vida deportivo. Cuando quedan menos años de rendimiento deportivo».

Y preparó al socio del Barça para malos tiempos: «Hay que decir la verdad. Y la verdad, el socio la entenderá. Tenemos un club que tal vez durante los próximos años no puede tener los mejores jugadores de Europa porque hay un bien mayor que preservar que es el modelo de club. Si se ha de estar dos años luchando por títulos pero preservando la historia del Barça, pues es lo que tocará».

Oficial: Nacho renueva hasta 2023

El camsieta Real Madrid barata ha cerrado la renovación de Nacho Fernández, cuyo contrato con el Real Madrid finalizaba en junio de 2022, por lo que estaba a sólo un año de acabar su vinculación de blanco. El nuevo contrato del central con el club les une hasta junio de 2023, un año más de los firmados anteriormente, por lo que Nacho, de 31 años, tendrá 33 cuando acabe este nuevo contrato.

En el Real Madrid tenían claro que Nacho debía continuar de blanco para la etapa que se aproxima, de profunda renovación en la defensa tras la salida de Sergio Ramos y la probable marcha de Varane, que no ha renovado y por el que el club espera ofertas pronto. Tras la llegada de Alaba y la consagración de Militao, Nacho queda como pieza clave en la rotación de los centrales, con un cuarto hombre que probablemente saldrá de entre Vallejo o un canterano (Chust o Gila).

El gran rendimiento que Nacho ha dado este curso también ha sido importante en la decisión: ha jugado 2.763 minutos en 33 partidos, la mayoría en el tramo final de la temporada para suplir las ausencias de Carvajal, Lucas, Ramos, Varane, Mendy… En el Madrid dan mucho peso también a la estupenda actitud de Nacho en todos sus años de carrera en el club: en la 2019-20 apenas jugó menos de 700 minutos, superado por un Militao recién llegado que no demostró en su primera temporada de blanco, y aun así cuando abrió la boca fue para respaldar a su entrenador, Zinedine Zidane, y para reafirmar su papel de jugador de equipo.

Un jugador de equipo que, además, puede actuar en los cuatro puestos de la defensa, una polivalencia que al Madrid le será muy útil en los próximos años, en los que se espera que el gasto sea contenido hasta que la recuperación económica sea completa. En una temporada como la pasada, con más de 60 lesiones, esa polivalencia y el impoluto historial de lesiones de Nacho (en todos sus años en el Madrid, sólo acumula diez lesiones, la mayoría sin apenas tiempo de baja) jugaron un papel clave, el mismo que el club espera que siga jugando, al menos, dos años más.

Nacho: 20 años en el Real Madrid

Nacho ingresó en la cantera del Real Madrid hace 20 años, el 1 de julio de 2001; fue ascendiendo por todos los equipos de la estructura formativa blanca, debutó con el primer equipo en la 2010-11 (en Mestalla, un 3-6 al Valencia), logró el ascenso con el Castilla a Segunda en la 2011-12 y a partir de la 2012-13 pasó a formar parte de la primera plantilla, pasando por las manos de Mourinho, Ancelotti, Benítez, Zidane, Lopetegui y Solari; con el francés acumuló sus mejores actuaciones, sobre todo tras la salida de Pepe, que le ascendió a tercer central.

Esta temporada, además, será seguro el cuarto capitán del equipo tras la salida de Ramos, sólo por detrás de Marcelo, Benzema y Varane, los otros integrantes con mayor antigüedad dentro de la plantilla. Si finalmente se confirma la salida de Varane, ascenderá a tercer capitán y el puesto de cuarto será ocupado por Carvajal o Casemiro (los dos entraron en la primera plantilla en 2013, aunque el lateral llegó al club en 2002, hace 19 años).