Sorteo Champions League: bombos, normas, equipos y cómo funciona

Los bombos de la Champions quedaron definidos tras la clasificación de los últimos equipos a través de la fase previa. El sorteo de la liguilla se celebrará este jueves a las 18:00 horas en Estambul, coincidiendo con la fiesta de inicio de temporada y la entrega de los Premios UEFA a los mejores futbolistas de la pasada campaña.

Al igual que en las últimas ediciones, el bombo 1 premiará a los campeones nacionales, de Champions y de Europa League. Del 2 en adelante, estarán divididos según el ránking UEFA. Los equipos de un mismo país y de un mismo bombo no podrán quedar emparejados en un mismo grupo.

La competición discurrirá así: primera jornada: 14/15 de septiembre, segunda jornada: 28/29 de septiembre, tercera jornada: 19/20 de octubre, cuarta jornada: 2/3 de noviembre, quinta jornada: 23/24 de noviembre y sexta jornada: 7/8 de diciembre. La gran final de esta edición tendrá lugar en el Estadio de San Petersburgo (Rusia) el 28 de mayo.

Bombo 1: el de los campeones

En él están Atlético, como campeón de Liga, y Villarreal, como campeón de la Europa League. También aparece el campeón de Champions, el Chelsea. Junto a ellos, los ganadores de las ligas con más ránking: Manchester City, Bayern, Inter, Lille y Sporting de Portugal. El cuadro de equipos del bombo (y su ránking UEFA) queda así:

  • Chelsea (98.000)
  • Villarreal (63.000)
  • Atlético (115.000)
  • Manchester City (125.000)
  • Bayern (134.000)
  • Inter (53.000)
  • Lille (14.000)
  • Sporting (45.500)

Bombo 2: los grandes de la Liga…y el PSG

Real Madrid y Barcelona asoman en el bombo 2 por primera vez en mucho tiempo, además de otros dos colosos como la Juventus y el PSG. Por nombre, es sin duda el bombo más duro de cuantos hay. Un duelo con Chelsea, City o Bayern, del 1, haría que hubiera ya enfrentamientos del máximo nivel desde la propia fase de grupos. Además, el Atlético o el Villarreal pueden chocar ante el PSG, el gran coloso actual. Así se divide el bombo:

  • Real Madrid (127.000)
  • Barcelona (122.000)
  • Juventus (120.000)
  • Manchester United (113.000)
  • PSG (113.000)
  • Liverpool (101.000)
  • Sevilla (98.000)
  • Dortmund (90.000)

Bombo 3: equipos trampa en crecimiento

Como siempre, los bombos que definen la dificultad del grupo son los dos últimos. Teniendo en cuenta que se clasifican dos, encontrar rivales más o menos cómodos en estos bombos puede allanar mucho el camino hacia los octavos. De lo contrario, y se le suma una combinación potente de los dos primeros bombos, el grupo puede ser un obstáculo importante. En el tres hay varios conjuntos trampa: Leipzig, Oporto, Atalanta, Ajax…

  • Oporto (87.000)
  • Ajax (82.500)
  • Shakhtar (79.000)
  • Leipzig (66.000)
  • Salzburgo (59.000)
  • Benfica (58.000)
  • Atalanta (50.500)
  • Zenit (50.000)

Bombo 4: vuelve el Milan

Siempre es el bombo que reúne a los equipos más modestos, pero en esta ocasión recupera a un clásico que hacía mucho tiempo que no aparecía por la Champions: el Milan. La diferencia entre los rossoneri y cualquier otro rival de los posibles es enorme. Cuidado también con el Wolfsburgo, sorpresa la pasada temporada en la Bundesliga y un conjunto muy correoso para ser del bombo 4. El resto de los equipos son a priori más sencillos.

  • Besiktas (49.000)
  • Dinamo de Kiev (47.000)
  • Brujas (35.500)
  • Young Boys (35.000)
  • Milan (31.000)
  • Malmoe (18.500)
  • Wolfsburgo (14.714)
  • Sheriff Tiraspol (14.500)

Oficial: Nacho renueva hasta 2023

El camsieta Real Madrid barata ha cerrado la renovación de Nacho Fernández, cuyo contrato con el Real Madrid finalizaba en junio de 2022, por lo que estaba a sólo un año de acabar su vinculación de blanco. El nuevo contrato del central con el club les une hasta junio de 2023, un año más de los firmados anteriormente, por lo que Nacho, de 31 años, tendrá 33 cuando acabe este nuevo contrato.

En el Real Madrid tenían claro que Nacho debía continuar de blanco para la etapa que se aproxima, de profunda renovación en la defensa tras la salida de Sergio Ramos y la probable marcha de Varane, que no ha renovado y por el que el club espera ofertas pronto. Tras la llegada de Alaba y la consagración de Militao, Nacho queda como pieza clave en la rotación de los centrales, con un cuarto hombre que probablemente saldrá de entre Vallejo o un canterano (Chust o Gila).

El gran rendimiento que Nacho ha dado este curso también ha sido importante en la decisión: ha jugado 2.763 minutos en 33 partidos, la mayoría en el tramo final de la temporada para suplir las ausencias de Carvajal, Lucas, Ramos, Varane, Mendy… En el Madrid dan mucho peso también a la estupenda actitud de Nacho en todos sus años de carrera en el club: en la 2019-20 apenas jugó menos de 700 minutos, superado por un Militao recién llegado que no demostró en su primera temporada de blanco, y aun así cuando abrió la boca fue para respaldar a su entrenador, Zinedine Zidane, y para reafirmar su papel de jugador de equipo.

Un jugador de equipo que, además, puede actuar en los cuatro puestos de la defensa, una polivalencia que al Madrid le será muy útil en los próximos años, en los que se espera que el gasto sea contenido hasta que la recuperación económica sea completa. En una temporada como la pasada, con más de 60 lesiones, esa polivalencia y el impoluto historial de lesiones de Nacho (en todos sus años en el Madrid, sólo acumula diez lesiones, la mayoría sin apenas tiempo de baja) jugaron un papel clave, el mismo que el club espera que siga jugando, al menos, dos años más.

Nacho: 20 años en el Real Madrid

Nacho ingresó en la cantera del Real Madrid hace 20 años, el 1 de julio de 2001; fue ascendiendo por todos los equipos de la estructura formativa blanca, debutó con el primer equipo en la 2010-11 (en Mestalla, un 3-6 al Valencia), logró el ascenso con el Castilla a Segunda en la 2011-12 y a partir de la 2012-13 pasó a formar parte de la primera plantilla, pasando por las manos de Mourinho, Ancelotti, Benítez, Zidane, Lopetegui y Solari; con el francés acumuló sus mejores actuaciones, sobre todo tras la salida de Pepe, que le ascendió a tercer central.

Esta temporada, además, será seguro el cuarto capitán del equipo tras la salida de Ramos, sólo por detrás de Marcelo, Benzema y Varane, los otros integrantes con mayor antigüedad dentro de la plantilla. Si finalmente se confirma la salida de Varane, ascenderá a tercer capitán y el puesto de cuarto será ocupado por Carvajal o Casemiro (los dos entraron en la primera plantilla en 2013, aunque el lateral llegó al club en 2002, hace 19 años).

Ramos y Madrid, divorcio total

Cada vez se mandan más signos de que Ramos no tiene futuro en el camiseta de Real Madrid barata. A un mes de la finalización de su contrato la situación está totalmente encallada. Más aún, ya es más que evidente que hay un divorcio total entre el capitán y el presidente. El fichaje de Alaba es determinante para atisbar que habrá un cambio de orden en el Madrid. Alaba, con 28 años y cinco de carrera a buen nivel por delante, coge el sueldo del camero, al que el club no ha incluido en los videos promocionales de la nueva camiseta.

Ha sido Onda Cero la que ha aportado el último dato de uno de los principales motivos del divorcio entre Ramos y el Real Madrid. El club blanco, informa la cadena de radio, está muy dolido porque Ramos fue uno de los principales promotores de que la plantilla se negara a bajarse el sueldo un 10 por ciento esta temporada, la segunda en la que han caído drásticamente los ingresos por la crisis derivada del coronavirus y la ausencia de público en los estadios. Eso obligó al Madrid a negociar individualmente esta rebaja del 10 por ciento, que sólo ha sido asumida en algunos casos. La argumentación de Ramos es que esa rebaja pretendida por el Madrid, informa Onda cero, iba a servir para pagar a Mbappé.

Esta rebaja era vital para que el Madrid evitara gran parte de los más de 100 millones de euros de pérdidas que prevé en este segundo ejercicio en pandemia (en total, los ingresos han caído más de un 30% hasta los 617 millones). Esa bajada global del 10% de sueldos en las plantillas de fútbol, baloncesto, castilla y altos directivos habría supuesto alrededor de 50 millones de euros. Hay que tener en cuenta que, con 617 millones de euros de ingresos, la masa salarial total de los 800 trabajadores del club es de 448 millones.

Pero hay otros detonantes que han provocado ese divorcio definitivo entre Ramos y el Real Madrid. Tres sobresalen de entre todos. El primero fue en 2015, cuando Sergio Ramos forzó para renovar al alza con una oferta del United justo cuando el otro capitán, Casillas, había salido del Madrid de manera traumática. La segunda, cuando ambos se enfrentaron en el vestuario tras la eliminación en Champions ante el Ajax, hace ya dos temporadas. La tercera, cuando Ramos pidió salir a China con la carta de libertad. El presidente no le dejó, y además dejó al defensa en evidencia cuando dijo públicamente que era el que más cobraba de la plantilla blanca.

Ramos ha sido ese tipo de capitán que no tiene pelos en la lengua. Quedó patente cuando no dudó en opinar de una posible vuelta de Mourinho: «Llevamos cinco años sin él y hemos ganado mucho en estos años…», dijo cuando sonaban campanas de un posible retorno del técnico portugués. «El respeto se gana, no se impone…», no dudó en señalar cuando el que sonaba era Conte y su mano dura. Ambas afirmaciones cuestionaban los planteamientos de Florentino. Ahora, se inicia una nueva era y el capitán tiene muy difícil estar en ella.

Verano de 2015. René Ramos aprovechó una oferta del Manchester United para forzar en la renovación del capitán que se estaba gestando. La noticia dio la vuelta al mundo: El United, en pleno proceso de inversión, con Van Gaal como técnico (y para hacer olvidar la época de Ferguson), daba 55 millones de euros netos a Ramos en cinco temporadas. Pagaban a precio de oro para llenar el vacío que dejaban Vidic y Ferdinand. Ramos tenía entonces 29 años y una gran parte de su carrera por delante. Ese órdago no sentó muy bien a Florentino, sobre todo porque coincidía con la salida traumática de la entidad de Casillas. No podía dejar de un plumazo a la plantilla sin sus dos capitanes. Tuvo que acceder y Ramos pasó a cobrar 12 millones de euros netos.

En el vestuario tras el Ajax.

Fue después de la eliminación de la Champions a manos del Ajax. Florentino bajó al vestuario a recriminar lo sucedido a la plantilla y, una vez más, Ramos salió en defensa de los jugadores enfrentándose al mandatario«La planificación ha sido una vergüenza», le dijo. «Te echo», contentó Florentino. «Perfecto, tú pagas», zanjó el defensa… Esa temporada fue especialmente difícil para el Real Madrid, porque fue la primera tras la salida de Cristiano por 100 millones de euros a la Juve. Tras su salida, el Madrid fichó a Vinicius (45), Courtois (35), Odriozola (35), Brahim (17) y sobre todo, para sustituir el gol que se fue con el portugués, a Mariano (22). A Ramos no le pareció suficiente.

La oferta de China.

Fue el último encontronazo entre ambos y después de él su relación, según dicen desde ambas partes, es mejor que nunca. En el verano de 2019, con contrato hasta 2021 y una cláusula de 800 millones de euros, el gran capitán pidió una reunión con José Ángel Sánchez y Florentino para tratar de salir con la carta de libertad. Fue pocos meses después de la bronca en el vestuario por la eliminación ante el Ajax. Luego fue Florentino quien dio su versión: «Vinieron a verme a mi oficina. Me comentaron que si podía marcharse pero sin pagar porque los traspasos en el fútbol chino son muy complicados. Yo le dije que no podía irse y que ya hablaríamos con el club chino. Es imposible que pueda dejar salir a su capitán gratis, porque es un precedente terrible». Y desveló que era el que más cobraba en el Madrid. El ambiente se puso tan en contra del capitán que se vio obligado a dar una rueda de prensa: “Me quiero retirar en el Madrid, jugaría gratis aquí”.

Odegaard presiona al Madrid

Martin Odegaard ha hablado de su futuro. El noruego, que pondrá fin a su cesión en el Arsenal una vez acabe la temporada, ha querido dejar claro que todo depende del Real Madrid, y que serán el club blanco el que decidirá. “No sé qué va a pasar. Soy jugador del Madrid, así que tendremos que hablar con ellos. Es importante saber qué es lo que quieren”, ha comentado en Sky Sports Alemania.

El zurdo no ha cerrado la posibilidad de quedarse en el Arsenal una vez finalice su cesión. “Soy feliz en el Arsenal, pero veremos lo que pasa a final de temporada”, ha comentado. Desde que llegó en enero, Odegaard se ha convertido en un pilar fundamental para Mikel Arteta, que está encantado con él. Ha disputado 18 partidos con el equipo inglés en los que ha marcado dos goles. De hecho, el entrenador vasco está haciendo presión para quedárselo.

El problema para los gunners es que el Madrid cuenta con Odegaard para la temporada que viene. La directiva está convencida de que triunfará de blanco y no piensan venderlo. Además, como se ha demostrado durante la segunda mitad de la temporada, la plantilla es algo corta y se necesita reforzar el mediocampo, y mejor si es a coste cero. El año que viene Modric tendrá 36 años e Isco, salvo sorpresa, no estará, por lo que el noruego tendrá mucha presencia.

Ante la falta de minutos, Odegaard pidió salir del equipo a mitad de temporada. Zidane le pidió que se quedase, pero no le pudo asegurar más protagonismo y el noruego fue a buscarlo a Inglaterra. En el club lo entendieron, conscientes de que la prioridad del futbolista era tener la mayor cantidad de minutos posibles. Pero ya se está trabajando en la temporada que viene y Odegaard formará parte del equipo. Su futuro pasa por el Madrid…

Mbappé confirma que quiere estar en los Juegos Olímpicos

Kylian Mbappé fue la gran estrella invitada del telediario de la televisión francesa (TF1) el día en el que Didier Deschamps anunciaba la convocatoria con la que Francia afrontará la próxima Eurocopa. El internacional francés aseguró a TF1 que su sueño es disputar los Juegos Olímpicos y que intentarán hacer todo lo posible para ganar la Eurocopa.

«El objetivo es el siempre mismo, intentar ganar la Eurocopa y hacer felices a todos los franceses. Tenemos un equipo que tiene la tendencia de competir así. Queremos siempre ganar. Si ganamos, será una felicidad inmensa. Vamos a preparar bien la Eurocopa para intentar progresar. Intentaremos volver a Francia con la victoria», subrayó Mbappé al ser preguntado por sus objetivos a corto plazo.

Mbappé añadió que sueña con jugar los Juegos Olímpicos en Tokio: «Para nosotros, tener el reconocimiento de todo un país es muy importante. Todo el mundo sabe que siempre he soñado con jugar los Juegos Olímpicos y espero poder cumplir uno de mis grandes sueños en la vida».

Respecto a su valor de mercado, dijo: «El mundo del fútbol va así. Este dinero no va a mis bolsillos, es algo entre los clubes». Mbappé acabó la entrevista en TF1 respondiendo a una cuestión sobre su vida privada: «Por supuesto que a veces me gustaría tener un poco más de privacidad, soy humano, pero no tengo derecho a quejarme. Estoy viviendo una vida que he soñado».

El PSG se involucra de lleno para fichar a Sergio Ramos

La decisión de Sergio Ramos va a ser oficial en las próximas semanas. Su renovación con el Madrid sigue encallada y ninguna de las dos partes se mueve de su postura. El club no mejora su oferta (un año más de contrato y el sueldo que percibe actualmente con un 10% de rebaja salarial) y el capitán, cuyo objetivo es seguir de blanco, pide una temporada más. El problema es que se acaba el tiempo y nadie encuentra una solución. Quedan menos de dos semanas para que acabe la Liga y mes y medio para que finalice el vínculo entre Ramos y el Madrid.

A todo esto, grandes clubes se acercan al entorno del jugador para conocer su situación de primera mano y preparar una oferta de cara a las próximas semanas. De momento, no ha habido ningún ofrecimiento en firme, pero el capitán es sabedor del interés. El que parece más volcado en contratarlo es el Paris Saint-Germain y los guiños entre ambos son constantes.

Ramos ya aviso en enero a Florentino en la famosa reunión que ambos mantuvieron en Elche la noche antes de un partido de Liga el pasado 30 de diciembre, tal y como informó Josep Pedrerol en El Chiringuito de Jugones. «El PSG me ha contado que harán un equipazo conmigo y con Messi«, le aseguraba el central al presidente. Aunque la contratación del argentino parece difícil, la del camero si es posible. De hecho, Pochettino abrió la vía en rueda de prensa hace unos días.

«¿Sergio Ramos al PSG? No voy a responder porque cualquier cosa podría ser malinterpretada… Sergio es actualmente jugador del Real Madrid. Pero lo que puedo deciros es que, como cada equipo, todos queremos mejorar algunas posiciones”, aseguraba el entrenador. Cabe recordar que el equipo francés lleva un par de temporadas con necesidad de reforzar la defensa y ven ahora ven en Ramos un candidato ideal por precio y experiencia, aunque también siguen los pasos de su compañero Raphäel Varane.

El capitán del Real Madrid también ha alimentado los rumores a través de redes sociales. En un mismo día comenzó a seguir a varios futbolistas del PSG en Instagram, un gesto que muchos aficionados entendieron como un primer paso para entablar relación con ellos.

Otro de los aspectos que puede ser definitivo para ver a Ramos en el PSG es la renovación de Neymar. El brasileño se comprometió a alargar su contrato con ellos a cambio de, además de un buen salario, un proyecto ganador a corto y medio plazo, petición que la directiva está dispuesta a cumplir.

La relación entre Ney y Ramos es muy buena. A ambos los ha vestido la misma marca durante mucho tiempo, Nike, antes de que el delantero se marchase a Puma. Además, se han intercambiado piropos en los últimos años. El brasileño aseguró en 2019 que el sevillano ha sido el central más complicado al que se ha enfrentado. En redes sociales también intercambian mensajes. De hecho, cuando la estrella del PSG anunció su renovación en Instagram, Ramos lo celebró comentando la publicación con emoticonos de aplausos en lo que muchos consideraron un nuevo gesto de su acercamiento a París.

A pesar de todo, la intención de Sergio sigue siendo continuar en el Real Madrid. El capitán quiere terminar su carrera en el Bernabéu y sabe que Florentino está preparando un proyecto ganador del que quiere formar parte. Esperará hasta el final para tomar una decisión, y todo apunta a que será entre dos opciones: Madrid o PSG.

El Madrid va hasta el final

Hace tiempo que el Madrid debería estar muerto. Elijan la causa porque valen casi todas: el agotamiento (50 partidos mal repartidos), el desánimo (llegó a perder de vista al Atlético) o la inanición (un monogoleador). Pero nadie persigue tan bien como él. Está en el acta fundacional del club. También en el himno y compete a veteranos y noveles. Ayer, con más de los segundos que de los primeros, liquidó a un Granada que mira ya a las vacaciones con el curso aprobado en España y cerca del sobresaliente en  Europa. Fue un triunfo sin replica, incluso desde el punto de vista físico. A estas alturas, las endorfinas le pueden a los isquios. Lo puede explicar bien Modric, jefe del partido después de haberle dado dos vueltas al cuentakilómetros.

Si miraron a la derecha, Marvin. Si lo hicieron a la izquierda, Miguel Gutiérrez. Los laterales de tercera instancia. Y cinco sub-23 en el once que debía mantenerle con vida en la Liga. La nueva normalidad de un equipo que le sigue dando carrete a la persecución. El Camiseta Real Madrid barata ha construido buena parte de su grandeza con un comportamiento de aldea gala: resistir es ganar. Y así anda, como si no pasaran los años. A Los Cármenes salió como si de verdad creyese que aún todo es posible, como si el Atlético no le hubiese ganado a la Real, como si no hubiese existido el pleito del brazo incorrupto de Militao, alargando mucho el viaje de sus cohetes por las bandas, Rodrygo y Vinicius, y con Kroos sentado en la grada. Quedó claro que el plan era salir pitando, descolocar al Granada, aun a costa de perder el caudillaje del alemán.

La ‘cuchara’ de Miguel Gutiérrez
El Granada, que en el autobús que le llevaba al estadio confirmó que no volverá a Europa el próximo curso, apretó poco. Fue evidente que no sentía frío ni calor, porque de esa carnicería del descenso se libró ya hace unas cuantas jornadas. Le faltó ese empeño que le ha tenido en las alturas durante buena parte de la temporada, aunque podrá justificarse sobradamente con las bajas, tan numerosas y significativas como las del Madrid.

El equipo de Zidane fue pronto al grano. Primero con un cabezazo de Benzema en el que todos merecieron medalla: Rodrygo como asistente, el francés como rematador y Ruis Silva como barrera. El Granada no atendió al aviso y de inmediato se vio por debajo en el marcador. El gol fue un canto a la cantera, la única planta que más crece cuanto más yermo es el terreno. Miguel Gutiérrez se abrió paso en la izquierda y se sacó un pase de cuchara a Modric que el croata tramitó con la izquierda sin demasiado ángulo. La asistencia tuvo tanto de precisión como de atrevimiento. En el mejor Marcelo no hubiera extrañado. En un chaval de 19 años que jugaba su primer partido como titular causó un esperanzador asombro. El tanto acomodó aún más al Madrid porque el Granada no encontró a Puertas ni a Machís y menos aún a Fede Vico o Jorge Molina. El once de Diego Martínez tenía pretensiones ofensivas, con tres mediapuntas y un nueve de referencia, pero en el fútbol, a menudo, no se caza más por llevar más munición.

Un suspense efímero

En cualquier caso, alcanzada la ventaja, el Madrid moderó el discurso. Utilizó la pelota como escudo y consiguió que nada sucediese cerca de Courtois hasta que metió el segundo zarpazo, antes del descanso. Rodrygo sacó ventaja de una disputa ganada por Marvin y fue buscándose el hueco en el área hasta que asomó. Su disparo cruzado fue inapelable. Tiene menos cascabeles que Vinicius, pero su temple en el área es notablemente superior. Una lástima esa frialdad que afea mucho sus virtudes.

En la segunda mitad el Granada dejó su papel de oyente y el Madrid se puso en automático tras un rápido cálculo de la paliza del viaje de vuelta y lo cerca que anda San Mamés. Y los cambios de Diego Martínez tuvieron más efecto que los de Zidane, cuya intención era masajear al equipo. Soro y Suárez le dieron presencia ofensiva al Granada. El colombiano pifió un remate asomado a la linea de gol, pero el segundo lo enganchó de lleno y el rechace de Courtois le sirvió a Jorge Molina para poner el partido al alcance de los suyos. Duró un suspiro, lo que tardaron Odriozola en aplicar un trallazo a una cesión de Hazard, obligado al centro tras un mal control, y Benzema en aprovechar una salida estrafalaria de Rui Silva. Fue el último servicio del francés, al que de inmediato se guardó Zidane. Es un metal precioso. Y el Madrid se marchó de Granada dejando un mensaje repetido a lo largo de su historia: acabará esta Liga en Cibeles o en Little Bighorn.

Dardo de Thiago Silva al PSG

Thiago Silva se mostró exultante tras la victoria del Chelsea ante el Real Madrid y aprovechó para mandarle un dardo envenenado a su antiguo equipo: el PSG. Cabe recordar que el club parisino decidió prescindir de él y posteriomente de Thomas Tuchel. Hoy, meses después, el club londinense, con ambas figuras como protagonistas, se ha clasificado para la final, mientras que su ex ha caído en las semifinales.

«Tuchel es especial para nosotros. Desafortunadamente el PSG no logró hacer su trabajo, fue algo muy triste para mí. La llegada de Tuchel aquí ha cambiado muchas cosas. Lo merecíamos y aquí estamos. Esto no es una revancha en comparación con el PSG. Ellos tomaron la decisión de dejarme ir y echar a Tuchel. Es difícil de explicar, pero es su elección… Fue algo muy triste para mí, pero lo importante es que estamos aquí con el Chelsea», reconoce el central en los micrófonos de RMC Sports.

Desde luego, Tuchel es un técnico que ha sido capaz de sacar lo mejor de él. Por ello, volvió a elogiarle: «Fue un partido difícil, sufrimos, pero controlamos bien la segunda parte. Todo lo que dijimos, lo logramos. Tuchel nos ha aportado mucho: jugar bien en el campo, mantener la calma… Los jugadores lo han entendido. Para jugar bien hay que aprovechar los recursos. Tenemos gente muy joven. A veces cometemos errores y echamos de menos más goles, pero estamos muy contentos».

Pese a sus 36 años y algunos problemas de lesiones, Thiago Silva ha sido un jugador fundamental en la eliminatoria ante el Real Madrid y es un habitual para Thomas Tuchel. Firmó por solo una temporada, habitual en futbolistas de su trayectoria, pero la prensa inglesa apunta a que estaría cerca de renovar por otra campaña. Hoy, tras un éxito mayúsculo, ha recordado a aquellos que no quisieron apostar por él. Al menos en la noche de semifinales ha demostrado que no le falta razón.

Kroos, descartado para el Betis

Con una hora y media de retraso sobre el horario habitual, la plantilla del Real Madrid comenzó a preparar el partido del sábado ante el Betis (21:00 horas). La hora de llegada a Madrid tras el triunfo sobre el Cádiz (aterrizaron cerca de las 04:00 de la mañana: viajaron en bus desde Cádiz a Sevilla para volar desde la ciudad hispalense), motivó a que Zidane retrasara la sesión en Valdebebas: pasó de ser a las 11:00 de la mañana a las 12:30.

Las ausencias de Kroos y de Modric volvieron a ser la nota negativaAmbos se ejercitaron en el interior de las instalaciones. El primero sigue con unas dolencias musculares en el aductor con las que lleva desde hace casi un mes: son las que le obligaron a dejar la última concentración alemana (23 de marzo). Con Kroos, Zidane quiere ir con cautela para tenerle disponible ante el martes (21:00 horas) en las semifinales de la Champions ante el Chelsea. Está prácticamente descartado para el encuentro ante los béticos. Modric, por su parte, sufrió un tirón muscular en la espalda, que le impidió viajar y jugar ante el Cádiz. Como con Kroos, Zidane prefiere ser cauto. En el entrenamiento del viernes se verá si puede ser de la partida o no.

En la misma, Hazard volvió a estar con el resto de sus compañeros. Todo indica a que pueda disponer de minutos ante el conjunto verdiblanco con vistas a poder jugar su exequipo. El belga que ya ha superado sus dolencias, pero con el que no se han querido correr riesgos debido a su gran cantidad de lesiones musculares, será una de las bazas de las que disponga Zidane ante el equipo londinense. Por su parte, los tres jugadores lesionados (Sergio Ramos -ya ha superado el COVID-, Lucas Vázquez y Mendy) siguen con sus procesos recuperatorios.

Pochettino: «Yo creo que Neymar y Mbappé jugarán en París la próxima temporada»

Mauricio Pochettino ha pasado por los micrófonos de «El Larguero» de la Cadena SER para analizar el pase a las semifinales de Champions y las renovaciones de Neymar y Mbappé por el club parisino.

Renovación de Neymar: «El objetivo es mantener a los mejores jugadores. El club quiere conseguir la Champions y la capacidad de este club es la de mantener a Neymar y Kylian para que se queden muchos años».

Optimista: «Igual de optimista con las dos. En tres meses tenemos muy buena relación. Los dos jugadores están muy comprometidos con el club. Cualquier equipo quiere tenerlos en sus filas. Soy optimista que se van a quedar».

Mbappé: «Creo que va a jugar en el PSG».

Viable sin uno de los dos: «La prioridad es que sigan los jugadores del talento de Neymar y Mbappé. No pensamos en otro plan sin estos jugadores».

El dinero: «No sólo es el dinero. Es la capacidad de gestión. Es una estructura. El dinero ayuda porque el talento cuesta. No creo que sea lo definitivo como por ejemplo el Tottenham sin hacer inversión llegamos a la final de la Champions».

Neymar: «Hizo un gran partido al igual que todo el equipo. Brilló. Desde que llegamos ha tenido problemas y ha tenido problemas para volver. Contra el Bayern estuvo a un gran nivel».

Sorprende: «En los entrenamientos cuando lo ves te da la sensación del talento que tiene para eliminar jugadores, para el regate, cómo se gira. Es un jugador con una capacidad de los jugadores que salen de la calle. Es puro talento».

Neymar, el mejor: «Es uno de los mejores y está a ese último nivel de los genios».

Último nivel: «Messi, Cristiano y Mbappé».

Manchester City: «Me gusta enfrentarme a Pep porque lo considero el mejor entrenador del mundo y cuando quieres mejorar hay que competir con los mejores. Es un desafío enorme. el City tiene grandes individualidades»

Guardiola: «Su objetivo es la Champions. en Inglaterra está haciendo un gran trabajo. No me llama la atención. el City ha podido reinventarse tras Pellegrini y construir un equipo a su imagen y semejanza».

Zidane: «Está al nivel de Guardiola. Han demostrado ser los mejores y lo demuestran los resultados».

Criticado: «Difícil de entender. No tengo dudas de que Zidane o Guardiola haya ningún debate. Entrenadores de ese nivel están ahí arriba».

Madrid, favorito: «No es coincidencia cuando tiene tantos trofeos de esta magnitud. Hay una energía interna de un club que es ganador y hace un equilibrio y que sea competitivo. Ahora los aspirantes llegan con fuerza, energía y deseo que equiparen a los clubes que tienen esa solera. Esperemos que estemos a la altura».

Ramos en el PSG: «No me gusta hablar de jugadores que no están en mi equipo. Hay muchos rumores y el PSG trabaja para mejorar cada año el equipo. Falta poco tiempo para que todo se empiece a mover».

Mbappé en el Madrid: «Todo el tiempo que esté en el PSG me gustaría que esté conmigo. Pelearía con toda mi fuerza para que se quede con nosotros. Tras compartir tres meses vestuarios con Kylian pelearé con todas mis fuerzas para que se quede con nosotros».

Messi: «Nos saludamos y hablamos dentro con Jordi Alba, Neymar, Rafinha. Hicimos una buena tertulia «.

Fichado para esto: «Se lo decía al presidente y Leonardo que con el coronavirus tenía una vida relajada. Ahora hay partido cada tres días y medio. El sueño es la Liga de Campeones. Eliminamos al Barcelona, al Bayern».

Equipo más maduro: «La experiencia es un punto importante. El año pasado haber jugado una final da una capacidad diferente. Ese estrés lo manejan de manera diferente».

Liga: «El equipo ha sido de los más afectados por el coronavirus. Estamos en la vorágine de tanta competición. No es fácil ser regular y el mejor rendimiento ha sido en la Champions. Haber estado tan cerca hace que sea una excitación diferente».

Eliminar al campeón: «Dormí poco. Estamos más cansados que los jugadores».

Repasar el partido: «En menos de 15 días tenemos las semifinales. Cada tres días hay partido».

Atraco: «Fue un momento desagradable, de muchos nervios e incertidumbre. Di María no entendía porqué lo sacaba. Cuando estaba dentro se lo dije para que llamara a su mujer. Momentos de mucha tensión y nervios. Uno se da cuenta de que el fútbol pasa a un segundo plano».

Idioma en el vestuario: «Hablamos más en inglés y en español que en francés aunque no queremos que se pierda la identidad del club».

Espanyol: «Contento. Soy muy positivo. Merece estar en Primera. Es una pena que no pueda estar la gente. Es un equipo grande que tiene que luchar por otras cosas».