El Barça en la ‘pole’ por Saúl

Si la llegada de Griezmann al Atlético se ha enfriado, no ocurre lo mismo con Saúl y su posible fichaje por el camiseta Barcelona barata. De hecho, el club azulgrana sigue siendo el mejor colocado para hacerse con los servicios del centrocampista. A pesar de los rumores que llegan desde Inglaterra, los clubes de la Premier League aún no han movido ficha para incorporar al jugador rojiblanco. Chelsea, Liverpool y United sí le tienen entre sus opciones, pero ninguno ha dado un paso en firme por él.

Desde Inglaterra se aseguraba que este lunes los agentes de Saúl se desplazarían a Manchester United para sellar su traspaso al club inglés, pero fuentes próximas al jugador han negado a As dicho viaje. Además, el destino que más agrada a Saúl es el Camp Nou. Desde que se ha conocido el interés del Barça por su fichaje, su único deseo es vestir de azulgrana.

En estos momentos, los contactos entre el Barcelona y el Atlético para la salida de Saúl rumbo al Camp Nou está en compás de espera, pero hay optimismo en que la operación llegue a buen puerto. Está previsto que las negociaciones se reactiven en los próximos días, cuando se solucione la situación de Messi y el Barça aligere la plantilla con las salidas de Pjanic, Braithwaite, Neto y Umtiti. En todo caso, la operación de Saúl ya no está vinculada a la Griezmann. En estos momentos, son independientes una de otra.

Respiro para Zidane: Kroos y Valverde estarán ante el Liverpool

 

Tras la tormentosa noticia de la nueva lesión de Sergio Ramos, que le impedirá al capitán blanco estar en los tres partidos que pueden decidir la temporada del Madrid entre la eliminatoria con el Liverpool de cuartos de la Champions (días 6 y 14) y el Clásico liguero con el Barça (día 10), Zidane ha visto con alivio cómo la enfermería se le va a aligerar con la recuperación de dos jugadores fundamentales de su ‘Sala de Máquinas’. Tanto Toni Kroos como Fede Valverde están acelerando en la recuperación de sus dolencias y, salvo que sufran alguna recaída en los próximos días, los dos estarán disponibles para jugar ante el Liverpool de Klopp en el Di Stéfano el próximo martes (21:00 horas).

El alemán tuvo un problema de aductores entrenándose con Alemania en este último parón del Virus FIFA, lo que le hizo determinar que era mejor regresar a Valdebebas para ponerse a punto y mejorar de esa leve dolencia ante lo que se le avecina a su equipo. Bien que lo ha sentido Löw y sus compañeros de la Mannschaft, que tras perder el miércoles con Macedonia (1-2) se han metido en un lío y ahora mismo les peligra la clasificación para el Mundial de Qatar. Pero Kroos sintió que si se quedaba podría romperse y bien que lo ha agradecido Zidane, dado que sabe que ese tridente mágico de la medular (CasemiroKroosModric) es clave en las posibilidades que tenga su equipo para superar las tres ‘etapas alpinas’ que le aguardan tras el partido de mañana ante el Eibar en el Di Stéfano (16:15). Kroos todavía tiene alguna ligera molestia, pero forzará para ayudar a su equipo.

Al igual que Valverde, que se lesionó en Vigo en el último partido del equipo ante el Celta en Balaídos. El uruguayo sufrió unas molestias musculares en su pierna derecha, que ni siquiera precisaron de un parte médico. Ha trabajado bien con los fisios estas dos semanas de parón y ya toca balón sin problemas. El martes también estará ante el Liverpool si Zizou necesita de sus servicios, como sí parece en vista de que será un encuentro muy físico y en ese terreno el charrúa se maneja como nadie. Así que Zidane puede respirar más tranquilo. Faltarán Ramos, Carvajal y Hazard, pero tendrá a Kroos y al Pajarito Valverde para las tres grandes batallas que se avecinan.

El Liverpool escapa de la Premier

El Liverpool sí va a jugar la vuelta en casa pero no lo hará en Anfield. Esto, que en otra situación habría sido una mala noticia, ahora es buena. Después de seis derrotas consecutivas en casa en la Premier League, los reds atraviesan una de sus mayores crisis en los últimos años. En Budapest, terreno neutral, buscarán hacer bueno el 0-2 de la ida contra el RB Leipzig para calmar la tensión que les atrapa en el campeonato liguero, donde son octavos.

Mientras Nagelsmann planea cómo hacer daño a una defensa bajo mínimos –cada semana hay una nueva lesión en la zaga-, Klopp ha cerrado la puerta a la selección alemana: «Cuando firmas un contrato, cumples el contrato. Así lo hice en el Dortmund y en el Mainz. ¿Estoy disponible? La respuesta es no», dijo el técnico del Liverpool, que quiere agarrarse a la Champions League si no consigue la clasificación entre los cuatro primeros de la liga.

Salah, Firmino o Mané: monedas de cambio por Mbappé

Kylian Mbappé está cerca de salir a subasta. El francés acaba contrato en 2022 y el Paris Saint-Germain ve como los pretendientes se empiezan a agolpar en su puerta. En la de Kylian, claro, y con los parisinos entre ellos. Cada uno tiene un plan distinto. El Real Madrid vende con su prestigio y con mostrarle la senda de su gran ídolo, Cristiano Ronaldo. El ser el próximo gran 7 blanco convence bastante al francés pero el Real Madrid no es el único club que se mueve para que cambie de destino.

El PSG ha llamado a su puerta hasta tres veces para que se quede pero el delantero resiste las tentaciones para ver que hay más allá de la ciudad de la luz. El Real Madrid sigue trabajando pacientemente y el Liverpool también se mueve.

Los de Jürgen Klopp dominaron Europa y compiten por alargar su dinastía en Inglaterra después de una larga historia de desamor con el brillante trofeo de la Premier League que llegó a su fin la pasada temporada. Los reds saben que esa dinastía se podría alargar si convencen al delantero de Bondy y estos, están dispuestos a romper un tridente histórico en busca de más y más gloria.

Según Sunday Times, el Liverpool lleva valorando la venta de Salah, Mané o Roberto Firmino desde hace tiempo para abrir hueco a una posible llegada de Kylian Mbappé. Este medio asegura que no consideran a ninguno imprescindible y que, con 28 años y contrato hasta 2023, una buena oferta les podría sacar de Anfield para poder lanzarse definitivamente a por el delantero parisino. Añaden, además, que el destino de cualquiera de los tres delanteros reds podría ser LaLiga, aunque no especifican a que club de todos.

Esta temporada el fichaje de Diogo Jota dejó entrever que Klopp quiere aumentar la competencia arriba y el portugués está apretando a los miembros del tridente rojo como no lo hizo ningún otro teórico suplente en temporadas pasadas. Ahora, Anfield sueña con un nuevo héroe. 

Cualquier venta supondría un éxito

En caso de que Salah, Mané o Firmino salieran, cualquier venta por su valor de mercado (antes se solía vender por más, ahora, ha explotado la burbuja) supondría un éxito de gestión a nivel institucional de los de Liverpool.

El brasileño llegó desde el Hoffenheim a cambio de 41 millones de euros en 2015 y ya vale 72 ‘kilos, el senegalés pasó de otros 41 que ingresó el Southampton por su pase hasta los 120 actuales. Mismo valor que Salah, por el que el Liverpool pagó a la Roma otros 42 millones de euros. Una inversión total de 124 millones de euros que se podría recuperar con la venta de solo uno de los delanteros africanos y serviría para preparar la llegada del jugador que parece llamado a comandar la próxima etapa del fútbol de élite.