El bonus ético de Neymar

El fichaje de Neymar por el camiseta Paris Saint-Germain 2021 en 2017 procedente del Barcelona aún retumba. 222 millones de euros, cláusula mediante, por un futbolista sigue siendo el fichaje más caro de la historia. Evidentemente, el contrato que acompañaba a semejante desembolso no podía ser baladí y El Mundo se ha encargado de detallarlo. Días atrás exponían que firmó por 43.3 millones de euros brutos al año, con una sexta temporada opcional que le garantizaba 50.6. Pues bien, ahora se ha dado a conocer una curiosa cláusula, un «bonus ético por saludar a los aficionados».

La cantidad que esta variable le asegura al de Mogi das Cruzes es de 6.500.160 de euros brutos por curso, es decir, 541.680 al mes. La premisa para que Ney cumpla es que debe ser «cortés, puntual, amable y estar a disposición de los aficionados» del PSG, tal y como añade ‘El Mundo’. Asimismo, tiene prohibido hacer declaraciones públicas que vayan en contra de planteamientos tácticos del conjunto parisino. Queda claro que en París quieren que sus estrellas se comporten, valga lo que valga.

Si descontamos los impuestos, el ’10’ gana 375.000 euros netos al mes, 4.5 millones al año. No es el único jugador del PSG al que le incluyen cláusulas de este tipo en sus contratos. Thiago Silva, por ejemplo, cobraba 33.000 euros por ir a aplaudir a la afición después de los partidos, según publicó la prensa francesa en 2018. Cantidad, eso sí, muy inferior a la que ‘El Mundo’ afirma que le corresponde a Neymar.

No podemos olvidar que una información similar apareció cuando también trascendió la cláusula de Thiago Silva, tres años atrás. Por aquel entonces, Neymar negó la mayor a través de Twitter, calificando de «fake news (noticias falsas)» lo publicado. «Esta noticia está siendo replicada por innumerables medios de comunicación de una manera irresponsable. Esta es otra ‘noticia falsa'», publicó. Veremos si vuelve a tomar la palabra.

Di María se desinfla

Ángel Di María volverá mañana a Old Trafford para afrontar uno de los partidos más importantes de la temporada para el PSG. Los parisinos se juegan sus opciones de clasificación a los octavos de la Champions League y el internacional argentino quiere asumir un protagonismo que, atendiendo a lo visto de la temporada, se ha ido diluyendo con el paso de los partidos.

La temporada del rosarino está siendo una de las más irregulares desde que aterrizó en París. Entre el coronavirus y la sanción que sufrió de cuatro partidos por el escupitajo a Álvaro González, Di María no ha terminado de asentarse en el PSG. Sigue siendo el jugador de campo con más minutos de la era Tuchel, pero el exjugador del Real Madrid considera que el técnico alemán no le considera igual de importante que Neymar o Mbappé.

Esta temporada, el Fideo ha disputado únicamente los 90 minutos en cuatro encuentros, perdiendo influencia en los esquemas de Tuchel y siendo sacrificado la semana pasada en el minuto 64 contra el Leipzig, a pesar de haber provocado el penalti de la victoria. Según informa Le Parisien, tanto el entorno como el jugador siguen teniendo confianza en el proyecto del PSG, pero las últimas sustituciones, incluida la suplencia contra el Burdeos el sábado, no han sentado nada bien a Di María, que acaba contrato en