Incógnita Marcos Llorente

El Atlético tuvo jornada de descanso, pero muchos jugadores se pasaron por las instalaciones del Cerro del Espino en Majadahonda. Y varios saltaron al terreno de juego y se entrenaron junto a futbolistas de las categorías inferiores del Atlético. Así, Griezmann, Carrasco, Koke y Trippier tuvieron un intenso entrenamiento con el balón como protagonista. Simeone hizo ejercicios de circulación de balón, ensayó jugadas siempre con la pelota de por medio.

Marcos Llorente sí se entrenó, aunque no lo hizo junto al resto de sus compañeros. El madrileño se ejercitó bajo las órdenes de uno de los recuperadores del equipo rojiblanco. Marcos Llorente se lesionó en el encuentro ante el Barcelona y ahora mismo su concurso en el partido del próximo martes frente al Liverpool es una incógnita. El partido no invita a arriesgar, pero Marcos Llorente es un futbolista que lo quiere jugar todo y el choque ante el Liverpool es muy especial para él.

El jugador aún tiene cinco días por delante antes del choque y tendrá que evaluar cómo se encuentra antes de tomar una decisión sobre si juega este partido o prefiere no arriesgar. El propio centrocampista desveló en El Larguero sus dudas sobre su participación en el choque. Los próximos entrenamientos irán diciendo lo que vaya a hacer. Ni es seguro su concurso ni está descartado.

De no jugar, sería una baja muy sensible para Simeone, puesto que ha jugado los diez partidos de competición oficial disputados hasta ahora (ocho de LaLiga y dos de Champions). Ha sido titular en todos y su polivalencia le ha sacado de un apuro a su entrenador. Ha jugado de lateral derecho, de interior, en el doble pivote e incluso más adelantado, en punta. Algo que ya no es noticia, ya que se ha convertido en habitual.

Si Simeone va partido a partido, Marcos Llorente va entrenamiento a entrenamiento. El del viernes irá diciendo cómo se encuentra y las sensaciones que tiene de cara al vital choque ante el Liverpool. Para el Atlético es un choque muy importante y veremos si el Cholo puede contar con sus mejores armas.

El Metropolitano, talismán blanco

El Real Madrid llega al derbi con la obligación de ganar para seguir enganchado a la pelea por la Liga: está cinco puntos por debajo de los rojiblancos (58 a 53) con el Atlético aún teniendo que jugar un partido atrasado. Si cae, la distancia quedará en ocho puntos que podrían llegar a ser once; el empate dejaría abierta una puerta, pero sin margen de error y dependiendo de que los del Cholo pinchen más de una vez. Sólo el triunfo garantiza al Madrid seguir en la pugna, un objetivo para el cual contará con dos elementos a su favor: su estupendo rendimiento como visitante esta temporada y su historia en el Wanda Metropolitano, donde todavía no sabe lo que es caer.

El nuevo feudo rojiblanco se estrenó en la campaña 2017-18 y desde entonces el Madrid lo ha visitado en tres ocasiones: dos empates a cero (en la 17-18 y el curso pasado) y un 1-3 en la 2018-19, con goles de Casemiro, Ramos de penalti y Bale, en tiempos de Santiago Hernán Solari en el banquillo madridista.

Aunque la tarea este curso se presenta titánica: el Atleti es el mejor local de la Liga, con 29 puntos logrados de 36 (nueve victorias, dos empates y sólo una derrota en 12 partidos), 26 goles marcados (2,2 por encuentro) y sólo siete recibidos (0,6 por duelo). Ningún equipo ha conseguido vencer dos veces en el Metropolitano: sólo lo hicieron una vez Chelsea, Sevilla, Levante, Espanyol y el propio Madrid. Para subirse al tren de la Liga, el equipo de Zidane debe ser el primero en conseguirlo.

El Madrid, un seguro a domicilio

Aunque a su favor cuenta el Madrid con una estadística como visitante que invita al optimismo: es el segundo mejor equipo a domicilio (sólo superado por el Atlético), con 28 puntos (ocho victorias, cuatro empates y una derrota) de 39. Lleva ocho encuentros de Liga sin perder lejos de Valdebebas: no cae desde el 8 de noviembre, cuando se fue goleado de Mestalla (4-1). Y ha sido a domicilio donde ha dejado muestras de su mejor rendimiento: San Siro (0-2), Bérgamo (0-1), Camp Nou (1-3), el Pizjuán (0-1)…