Portugal roza el ridículo

Prometía ser un festival de Cristiano y terminó siendo un tostón de campeonato. Portugal empezó su camino hacia Qatar con buen pie aunque estuvo a punto de tropezarse con la primera piedrecilla que se le puso por delante. Un ridículo tanto en propia puerta de Azerbaiyán solventó el partido para los campeones de Europa, que deben mejorar su imagen en los próximos encuentros si no quieren complicarse su clasificación.

Ante la a priori facilidad del rival, Fernando Santos rotó a varios de sus titulares habituales en vistas del próximo encuentro contra Serbia, que se avecina clave para la clasificación. Ni Bruno Fernandes, ni Danilo, ni João Felix, ni Guerreiro fueron de la partida. En su lugar entraron Neves, Mendes, Neto y André Silva, el delantero con el que Cristiano ha asegurado sentirse más cómodo en la selección. Viendo partidos como el de este miércoles no se entiende bien el porqué.

La posibilidad de darse un festín era tan propicia para Cristiano que el portugués cada vez que cogía el balón, buscaba en seguida la portería de Magomedaliyev. Su afán por recortar distancias con Ali Daei, del que le separan siete tantos para ser el máximo goleador de la historia de las selecciones, le cegó de cara a puerta. Esa ceguera se contagió por todos sus compañeros en la primera parte, que no dieron con la fórmula para batir al portero de Azerbaiyán. Por suerte para la campeona de Europa, Medvedev se alió con los portugueses y encontró el modo de batir a su propio guardameta. Un centro sin peligro de Cancelo rebotó en la espalda del lateral y dejó a Magomeliyev, que había abandonado la portería para blocar el balón, con el molde en las manos mientras el balón traspasaba la línea de gol.

La tónica continuó tras el descanso. Cristiano insistía pero la pelota no quería entrar. Bruno Fernandes y João Felix entraron por Neto y André Silva y la entrada de ambos jugadores coincidió con el mayor arreón de Portugal, pero no sirvió para ampliar su ventaja. Lo que iba a ser un bufé libre terminó siendo un aperitivo que supo a poco, sobre todo a Cristiano.

Duras críticas a Cristiano

Fabio Capello cargó duramente contra Cristiano Ronaldo tras la eliminación de la Juventus en Champions contra el Oporto. El técnico italiano culpó en parte al portugués del prematuro adiós de los suyos, en especial por el gol de falta anotado por Sergio Oliveira en la recta final del encuentro. Según el entrenador, la estrella de la Juve tuvo miedo a impactar con la pelota y fue el causante de que la pelota acabara dentro de la portería.

«El primero gol en el primer partido es un regalo, hay un gran descuido en el segundo… Ciertos goles no se pueden encajar. El penalti de esta noche es otro regalo. Demiral está demasiado ingenuo, es un error gravísimo. Pero esto ya es lo más grave. Cristiano Ronaldo saltando y girando en la barrera. Quien esté en la barrera no puede tener miedo a ser golpeado. Es un error imperdonable que no tiene excusas«, sentencia Capello.

Además, defendió la figura de Allegri, ante todas las críticas que en su día recibió: «El tan vilipendiado Allegri llegó a dos finales de la Champions League, ganó campeonatos… Lo que hizo jamás se destacó. Se dijo que la Juve necesitaba un fútbol diferente. Estas cosas hay que decirlas. Cuando intentas hacer algo diferente, entras en cosas que no son siempre agradables y positivas».

Del Piero

Alessandro Del Piero, por su parte, criticó la actuación del exmadridista, aunque no le echa toda la culpa del fracaso bianconero: «Cristiano tiene responsabilidades, por supuesto. No tuvo muchas ocasiones, pero desperdició aquel cabezazo que nos acostumbró a aprovechar siempre. Sin embargo, no puede ser únicamente culpa suya. La Juve jugó más de una hora 11 contra 10″.

Más críticas

El periodista Paolo Condó, en el mismo plató, fue tajante sobre el portugués: «A Cristiano lo ficharon para competir al máximo nivel en la Champions. En las primeras dos temporadas se desmoronó el resto del equipo, esta vez él también. Antes del partido le pedí a Paratici sobre su renovación, creo que ahora me daría una respuesta negativa».

Por primera vez en 15 años

Cristiano se despidió de la Liga de Campeones en los octavos de final por segunda temporada consecutiva, al caer contra el Oporto tras la debacle del curso anterior contra el Lyon, y no marcó en una eliminatoria europea por primera vez en los últimos quince años.

Desde su adiós al Real Madrid y su fichaje por el Juventus en 2018, el mejor resultado de Cristiano en la Copa de Europa ha sido un cuarto de final en su primera campaña turinesa, cuando cayó contra el Ajax.

Si en las ediciones anteriores CR7, cinco veces campeón de Europa y máximo anotador histórico de la competición, había marcado siete goles en siete partidos, siendo decisivo en los octavos del curso 2018-2019 contra el Atlético Madrid con un tremendo triplete, este martes el luso no tuvo espacios y no pudo evitar un nuevo fracaso europeo de su equipo.