El Barça en la ‘pole’ por Saúl

Si la llegada de Griezmann al Atlético se ha enfriado, no ocurre lo mismo con Saúl y su posible fichaje por el camiseta Barcelona barata. De hecho, el club azulgrana sigue siendo el mejor colocado para hacerse con los servicios del centrocampista. A pesar de los rumores que llegan desde Inglaterra, los clubes de la Premier League aún no han movido ficha para incorporar al jugador rojiblanco. Chelsea, Liverpool y United sí le tienen entre sus opciones, pero ninguno ha dado un paso en firme por él.

Desde Inglaterra se aseguraba que este lunes los agentes de Saúl se desplazarían a Manchester United para sellar su traspaso al club inglés, pero fuentes próximas al jugador han negado a As dicho viaje. Además, el destino que más agrada a Saúl es el Camp Nou. Desde que se ha conocido el interés del Barça por su fichaje, su único deseo es vestir de azulgrana.

En estos momentos, los contactos entre el Barcelona y el Atlético para la salida de Saúl rumbo al Camp Nou está en compás de espera, pero hay optimismo en que la operación llegue a buen puerto. Está previsto que las negociaciones se reactiven en los próximos días, cuando se solucione la situación de Messi y el Barça aligere la plantilla con las salidas de Pjanic, Braithwaite, Neto y Umtiti. En todo caso, la operación de Saúl ya no está vinculada a la Griezmann. En estos momentos, son independientes una de otra.

Dardo de Thiago Silva al PSG

Thiago Silva se mostró exultante tras la victoria del Chelsea ante el Real Madrid y aprovechó para mandarle un dardo envenenado a su antiguo equipo: el PSG. Cabe recordar que el club parisino decidió prescindir de él y posteriomente de Thomas Tuchel. Hoy, meses después, el club londinense, con ambas figuras como protagonistas, se ha clasificado para la final, mientras que su ex ha caído en las semifinales.

«Tuchel es especial para nosotros. Desafortunadamente el PSG no logró hacer su trabajo, fue algo muy triste para mí. La llegada de Tuchel aquí ha cambiado muchas cosas. Lo merecíamos y aquí estamos. Esto no es una revancha en comparación con el PSG. Ellos tomaron la decisión de dejarme ir y echar a Tuchel. Es difícil de explicar, pero es su elección… Fue algo muy triste para mí, pero lo importante es que estamos aquí con el Chelsea», reconoce el central en los micrófonos de RMC Sports.

Desde luego, Tuchel es un técnico que ha sido capaz de sacar lo mejor de él. Por ello, volvió a elogiarle: «Fue un partido difícil, sufrimos, pero controlamos bien la segunda parte. Todo lo que dijimos, lo logramos. Tuchel nos ha aportado mucho: jugar bien en el campo, mantener la calma… Los jugadores lo han entendido. Para jugar bien hay que aprovechar los recursos. Tenemos gente muy joven. A veces cometemos errores y echamos de menos más goles, pero estamos muy contentos».

Pese a sus 36 años y algunos problemas de lesiones, Thiago Silva ha sido un jugador fundamental en la eliminatoria ante el Real Madrid y es un habitual para Thomas Tuchel. Firmó por solo una temporada, habitual en futbolistas de su trayectoria, pero la prensa inglesa apunta a que estaría cerca de renovar por otra campaña. Hoy, tras un éxito mayúsculo, ha recordado a aquellos que no quisieron apostar por él. Al menos en la noche de semifinales ha demostrado que no le falta razón.

Los señalados de Londres

La eliminación del camiseta de futbol Real Madrid barata en Londres ha despertado la furia de parte de la afición madridista que, si bien valoran la dificultad de haber llegado hasta semifinales a pesar de todos los problemas atravesados esta temporada, no aceptan la imagen dada por el equipo en el último partido contra el Chelsea. En este caso, las críticas no incluyen a todo el equipo y van dirigidas a ciertas figuras del vestuario que no han dado la talla en el momento más importante de la temporada. Algunas de ellas podrían tener sus días contados en el conjunto blanco.

Zinedine Zidane

El entrenador es de los que peor parado ha salido de Stamford Bridge. Sus decisiones fueron claves para alcanzar las semifinales, así como para seguir vivos en la lucha por la Liga. Sin embargo, de forma inentendible, se enredó tanto en la ida como en la vuelta contra el Chelsea apostando por un sistema (1-3-5-2) que en ningún momento fue efectivo. En Londres, cuando el equipo pedía un cambio a gritos, no solo se enrocó en su idea durante casi los 90 minutos, sino que lo hizo con jugadores fuera de forma, dejando en el banquillo a otros que llegaban más rodados. Colocar a Vinicius de carrilero, darle entrada a Mendy y Ramos o mantener a Hazard casi todo el encuentro, manchan el que ha podido ser su último partido en Europa como entrenador del Real Madrid.

Eden Hazard

El club siempre ha defendido al belga. Desde la directiva hasta la plantilla, pasando por el cuerpo técnico, lo han arropado en los últimos meses, conscientes de las dificultades que ha vivido desde su llegada al Madrid. Sin embargo, en Londres podría haber caído ese ‘escudo’. Hazard jugó un partido pésimo, en el que puso más ganas que fútbol. La falta de continuidad se le notó desde la primera parte, mostrándose incapaz de superar rivales y siempre participando lejos del área. Se le fichó para ser decisivo en partidos como estos (costó más de 100 millones, la compra más cara de la historia del club) y no fue capaz de aportar nada. Sin embargo, lo que más ha molestado al madridismo es la imagen final, una vez terminado el partido, riéndose con algunos ex compañeros del equipo inglés. La confianza que había en él se ha esfumado en algo más de 90 minutos y su continuidad en el Real Madrid está más en duda que nunca.

Sergio Ramos

Zidane no le hizo ni mucho menos un favor poniéndolo de titular. Ramos, que apenas ha jugado dos partidos completos en todo 2021 (Osasuna en Liga y Athletic en Supercopa) y que venía de un mes de inactividad por una lesión muscular, ha sido el que más ha sufrido el ritmo infernal que ha propuesto el Chelsea. Ha cerrado con oficio varios ataques peligrosos, pero a medida que iba avanzando el duelo se le ha visto más desbordado. La falta de minutos en este tramo de temporada se le ha notado. Podría ser otra amarga despedida: una leyenda del Madrid en Champions que sigue sin renovar y que ha podido jugar su último partido de blanco en la máxima competición continental.

Ferland Mendy

Como Ramos, el francés no debió ser titular, y mucho menos en una posición en la que apenas ha jugado esta temporada. En ningún momento estuvo cómodo y se le vio con dudas de si tenía que mantenerse abierto o, por el contrario, ayudar por dentro. En ninguna de las dos partes del campo estuvo acertado. Con balón no aportó nada y, en defensa, le costó un mundo ayudar a los tres centrales al encontrarse casi siempre lejos de la jugada. Se esperaba más del lateral izquierdo titular del Madrid.

Marco Asensio

Un nuevo examen final para el balear y otro suspenso. Zidane no apostó por él en el once consciente de que con el Chelsea más cansado podría lucir más y mejor su calidad. Nada más lejos de la realidad, sus intervenciones volvieron a estar vacías de contenido. Probó con algunos centros laterales que nunca llegaron a buen puerto y con regates que no valían para eliminar rivales. Ha perdido la verticalidad que le hizo brillar durante sus primeros años en el Madrid y todo el crédito que tenía por parte del club empieza a agotarse.

Vinicius

Hizo lo que pudo en una posición en la que solo ha jugado unos minutos esta temporada. El carril se le quedó largo y en los pocos uno contra uno que tuvo ante Chilwell ni siquiera se animó a encarar. El problema del brasileño es que desde su brillante noche contra el Liverpool ha dejado de ser desequilibrante. Son ocho partidos, siete de ellos como titular, en los que no ha marcado y no ha dado asistencias. Jugadores como él, que cuentan con la confianza total del entrenador, deberían aliviar el problema de gol que tiene el equipo. Sin embargo, en los últimos encuentros ha vuelto a cegarse de cara a puerta.

Conceiçao clama contra el arbitraje: «Se nota que no somos de las cinco grandes ligas»

El entrenador del Oporto, Sergio Conceiçao, se mostró crítico con el arbitraje recibido este miércoles en la ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones ante el Chelsea, donde notó «un poco» el que no pertenecen a una de «las cinco ligas más fuertes», y también consideró «extremadamente injusta» la derrota por 0-2, aunque no renuncia a tener opciones en la vuelta. «Somos el único equipo en cuartos que no pertenece a alguna de las cinco ligas más fuertes del mundo y eso lo sentimos un poquito por este tipo de partidos. No es normal. Azpilicueta cometió quizás diez faltas y no fue amonestado, y creo que hubo penalti sobre Marega. Hubo varias situaciones que claramente no me dejaron contento», criticó Conceiçao al término del partido a TVI24.

Para el técnico portugués, «el resultado fue extremadamente injusto«, pero no olvida que «lo que cuenta son los goles que marcó el Chelsea». «Creo que el equipo hizo un muy buen partido, siempre muy consistente en términos defensivos, siempre atacando con peligro, y el primer disparo del Chelsea fue el gol en el minuto 32», indicó. «No tuvimos miedo, buscamos marcar y en la segunda parte fue lo mismo. Hubo poco del Chelsea en el último tercio del encuentro y nosotros tuvimos algunas situaciones, pero no pudimos marcar», añadió el entrenador de los ‘Dragones’.

Conceiçao cree que «en términos estratégicos, el partido estuvo muy bien planteado». «No excelente porque no ganamos. El Chelsea ha tenido muchas dificultades, quedan 90 minutos y creeremos que es posible marcar goles en el próximo partido y reabrir la eliminatoria. En la calidad del juego fuimos superiores al Chelsea, pero no hay victorias morales», sentenció.

Tuchel: «Fue un partido difícil y con muchos momentos en los que sufrimos»

El entrenador del Chelsea, Thomas Tuchel, reconoció que tuvieron «un partido difícil» y con «muchos momentos» en los que lo pasaron mal este miércoles en su duelo de ida de cuartos de final de la Liga de Campeones ante el Oporto, saldado finalmente con «un resultado excelente». «Fue un partido difícil contra un Oporto fuerte y hubo muchos momentos en los que sufrimos, pero tenemos que aceptar esto porque es así en este momento de la competición», expresó Thomas Tuchel tras el partido a ‘BT Sport’.

El entrenador alemán elogió «el espíritu» de su equipo para conseguir «un resultado excelente», con el que dejan atrás la dura derrota del pasado fin de semana ante el WBA por 2-5. «Hemos tenido muchas victorias juntos y hemos tenido una derrota juntos, pero ahora hemos tenido una reacción después de una derrota juntos. Nos aporta confianza», confesó. También se mostró «muy contento» por el tanto de Mason Mount. «Fue un gol muy importante, a domicilio, nos abrió el partido y calmó los nervios a todos. No fue un disparo fácil, pero fue muy preciso y tomó la decisión acertada en el momento», sentenció.