Sí, volvió a marcar Haaland

El Borussia Dortmund cuenta sus jornadas por goles de su niño de oro. Volvió a mojar Haaland en la cómoda victoria por 3-0 ante un superado Brujas, esta vez con el enésimo doblete que le sirve al noruego para seguir batiendo todos los registros de la máxima competición continental. Lleva un total de 16 tantos en tan solo 12 partidos disputados, lo nunca visto en Champions hasta la fecha. A diferencia del pasado sábado en Berlín, donde Haaland llegó a hacer un póker al Hertha, esta vez fue el único protagonista sobre el césped. No jugó Moukoko. Tendrá que esperar el jugador más joven en debutar en la Bundesliga para batir ese mismo récord en Champions. Tiene tan solo 16 añitos. No hace falta correr.

Se habían enterado en Brujas de cómo se las solía gastar el rubio en la delantera del Borussia e intentaron ponerle varios guardaespaldas, pero un depredador como él es indomable. Tuvo la primera a los dos minutos de una primera parte dominada por los locales y falló. Sí, falló. Tardó un cuarto de hora en redimirse el kíller, que aprovechó una filtración de Sancho para hacer justicia en el luminoso. El inglés sentenció el choque al borde del descanso por medio de un libre directo a la escuadra de Mignolet. Vormer protagonizó la única llegada con peligro de un Brujas cuya zaga decidió dejar un despeje en los pies de Haaland. No perdonó. Y Favre volvió a sustituirle a falta de diez minutos para el final. Tampoco es bueno abusar.