Llega el primer maratón

EI Atlético regresará esta tarde a los entrenamientos, a la espera de que vayan volviendo rnacionales, Griezmann entre ellos, con un Everest por delante: el primer maratón de partidos. Siete en 21 días. Domingo, miércoles, sábado, martes, sábado, martes y domingo. Así, de corrido, en tres semanas. Con la Champions League, jornadas entre semana y el fin de semana. Un Everest en el que el campeón mostrará su verdadero músculo. Si aspira a revalidar el título y si el paso firme se traslada a la Champions.

Todo comenzará este domingo (14:00), con el partido en Cornellà ante el Espanyol, que ha regresado a Primera y siempre ha sido una plaza siempre difícil para los del Cholo, que no ganan allí desde 2017, con dos derrotas y un empate desde entonces (1-1 en la 2019-20, 3-0, en la 2018-19 y 1-0 en la 2017-18). El partido, en principio fijado para el sábado, se retrasó un día para la llegada de los internacionales sudamericanos. Enseguida, después de Cornellà, la música de la Champions.

El Atlético le subirá el telón a la competición en su estadio, el Wanda Metropolitano, ante el Oporto, primer rival de la fase de grupos, el segundo rival de su particular Everest. El segundo llegará casi al final del maratón, en la última semana, el Milan, en San Siro. Entre medias de los dos compromisos de Champions, tres partidos de Liga. Ante Athletic, Getafe y Alavés. Después, el cierre del maratón suena al pico más alto del ochomil: Barça. Se juega en el Metropolitano. Sin Agüero, ya inscrito pero aún lesionado hasta noviembre, pero con Griezmann, que ha vuelto con el Cholo, con todos los focos encima.

Cuando acabe este parón, Simeone no sólo tendrá entre sus filas al delantero francés para afrontar su primer maratón de la temporada, también a futbolistas que lleva esperando desde que comenzó la pretemporada: Herrera y João, aún sin minutos ni comparecencia, aunque ya con el grupo ambos. Simeone los necesitará, y mucho, en estos siete partidos, estos 21 días. En Champions, por ejemplo, el Cholo no podrá contar con un pilar como Savic, cuatro partidos de sanción.

Además de, por supuesto, Suárez, que terminó el partido ante el Villarreal con un edema en la rodilla y no viajó con su selección para recuperarse. Entonces, cuando pasó, el mercado aún no estaba cerrado, Saúl continuaba y el ‘8’ del Atleti no era Griezmann. Ahora sí. De la conjunción de sus piezas en este maratón le dirá mucho al Cholo de a qué aspira de verdad su Atleti 2021-22.

Loco Abreu, espectador de lujo en el entrenamiento del Atlético

El Atlético no frena el ritmo y volvió a los entrenamientos pocas horas después de derrotar al Celta en Balaídos con un doblete de Ángel Correa. El Cholo citó a sus futbolistas a primera hora y contó desde la grada con un espectador de lujo: el Loco Abreu.

El exdelantero uruguayo, todo un trotamundos del fútbol, se acercó a Majadahonda con dos de sus dos hijos aprovechando su estancia en Madrid y pudo volver a saludar a Luis Suárez, con el que compartió vestuario y al que le une una gran amistad, siendo el ‘9’ rojiblanco padrino de uno de sus hijos gemelos (estos días han publicado imágenes juntos en redes sociales), y con todo el cuerpo técnico rojiblanco y en especial con Simeone, para el que jugó en River. Abreu colgó las botas hace escasamente dos meses, anunciando en junio su marcha con 44 años y después de más de 26 dedicándose al balón profesionalmente en una infinidad de países como Uruguay, España (Deportivo y Real Sociedad), Argentina, México, Israel, Brasil, Grecia

Ahora, su futuro pasa por los banquillos, donde ya ha hecho sus primeros pinitos, y pudo tomar buena nota de las prácticas del Cholo, con el que compartió un tiempo de charla. Abreu disputó 70 partidos con su selección, levantando la Copa América en 2011 y siendo protagonista en aquel partido de inolvidable recuerdo en el Mundial de 2010, que acabaría ganando España, cuando Suárez evitó el gol de Ghana con la mano en el último minuto del tiempo reglamentario en cuartos, fue expulsado, Gyan falló desde los once metros y Abreu dio el pase en la tanda lanzando a lo Panenka, un nuevo ejemplo del motivo del sobrenombre Loco.

Ocasión para despegarse

Filomena no permitió a primeros de enero jugarse este Atlético-Athletic. El temporal impidió la disputa del enfrentamiento entre dos históricos del fútbol español. Dos meses después, los madrileños siguen empeñados en pelear hasta el final por esta Liga y los vascos ganaron la Supercoopa de España y se han clasificado para la final de Copa de esta temporada. Son dos conjuntos fiables, de peso y caminan firmes de la mano de Simeone y Marcelino, quienes mantienen una buena rivalidad. El Atlético llega de jugar el derbi. Tuvo al Real Madrid contra las cuerdas, fue mejor durante casi todo el partido, pero no remató la faena. El Athletic jugó con la unidad B el anterior partido liguero después de la semifinal copera ante el Levante. En principio, Marcelino pondrá a sus mejores futbolistas sobre el césped del Wanda Metropolitano.

El partido es crucial para la lucha por el título. El Atlético le saca tres puntos al Barcelona y cinco al Real Madrid. De ganar, la distancia se iría a seis y ocho puntos, respectivamente. Nada definitivo, pero sí una ventaja considerable a falta de doce jornadas para la conclusión. En el vestuario del Atlético nadie se aleja del archifamoso partido a partido de Simeone, pero el encuentro adquiere tintes de final. El líder tiene una ocasión de oro para despegarse y los del Cholo saben lo que hay en juego. Antes del parón tendrá que jugar ante Getafe y Alavés. En estos días hay media Liga en disputa.

Simeone dejó de nuevo en el banquillo a João Félix, quien jugó la recta final del derbi. Pasó inadvertido. Tampoco jugó de inicio ante el Vilarreal. Veremos si empieza en el once o se queda otra vez fuera. Saúl tampoco inició ante el Real Madrid y podría ser titular ante el Athletic. Habrá que ver si el Cholo hace alguna rotación o tira de los que le están dando resultado. Lo más positivo para el entrenador argentino es que el Atlético se rearma, ya con Trippier y Carrasco. Luis Suárez volvió a marcar tras unas jornadas de sequía y será la principal amenaza para el conjunto bilbaíno. Igual que Marcos Llorente, en un excelente estado de forma.

En el Athletic formará Raúl García y eso son palabras mayores en el Atlético. Respeto y admiración para uno de los importantes en la historia reciente del club madrileño. Pero el ‘rulo’ jugará como rival y en los noventa minutos no regalará ni un balón. Como tampoco Williams, Muniain y compañía. El Athletic quiere acercarse a los puestos europeos y para ello necesita puntuar. LaLiga pasa por el Wanda Metropolitano. Los dos más poderosos, Barcelona y Real Madrid, estarán muy pendientes de lo que pase hoy.

El Metropolitano, talismán blanco

El Real Madrid llega al derbi con la obligación de ganar para seguir enganchado a la pelea por la Liga: está cinco puntos por debajo de los rojiblancos (58 a 53) con el Atlético aún teniendo que jugar un partido atrasado. Si cae, la distancia quedará en ocho puntos que podrían llegar a ser once; el empate dejaría abierta una puerta, pero sin margen de error y dependiendo de que los del Cholo pinchen más de una vez. Sólo el triunfo garantiza al Madrid seguir en la pugna, un objetivo para el cual contará con dos elementos a su favor: su estupendo rendimiento como visitante esta temporada y su historia en el Wanda Metropolitano, donde todavía no sabe lo que es caer.

El nuevo feudo rojiblanco se estrenó en la campaña 2017-18 y desde entonces el Madrid lo ha visitado en tres ocasiones: dos empates a cero (en la 17-18 y el curso pasado) y un 1-3 en la 2018-19, con goles de Casemiro, Ramos de penalti y Bale, en tiempos de Santiago Hernán Solari en el banquillo madridista.

Aunque la tarea este curso se presenta titánica: el Atleti es el mejor local de la Liga, con 29 puntos logrados de 36 (nueve victorias, dos empates y sólo una derrota en 12 partidos), 26 goles marcados (2,2 por encuentro) y sólo siete recibidos (0,6 por duelo). Ningún equipo ha conseguido vencer dos veces en el Metropolitano: sólo lo hicieron una vez Chelsea, Sevilla, Levante, Espanyol y el propio Madrid. Para subirse al tren de la Liga, el equipo de Zidane debe ser el primero en conseguirlo.

El Madrid, un seguro a domicilio

Aunque a su favor cuenta el Madrid con una estadística como visitante que invita al optimismo: es el segundo mejor equipo a domicilio (sólo superado por el Atlético), con 28 puntos (ocho victorias, cuatro empates y una derrota) de 39. Lleva ocho encuentros de Liga sin perder lejos de Valdebebas: no cae desde el 8 de noviembre, cuando se fue goleado de Mestalla (4-1). Y ha sido a domicilio donde ha dejado muestras de su mejor rendimiento: San Siro (0-2), Bérgamo (0-1), Camp Nou (1-3), el Pizjuán (0-1)…

El Atlético se resiente de las bajas de Hermoso y Trippier

El Atlético está pasando por el momento de mayor fragilidad defensiva de la temporada. Cuatro jornadas consecutivas de Liga encajando, en las dos últimas por partida doble, y que ante el Celta costó que se escapase la victoria en el último minuto. El equipo rojiblanco solo había comenzado una vez con el marcador en contra en las primeras 16 jornadas en Liga, en el derbi contra el Real Madrid donde acabó cayendo por 2-0. Pero en estos cuatro últimos duelos ha tenido que remontar en tres, encajando los mismos goles que en toda la temporada anterior.

Ante Eibar (1-2) y Valencia con éxito (3-1), y frente al Celta sin el premio final por culpa del gol de Ferreyra. Una mala racha sobre la meta de Oblak que coincide con la ausencia de un Mario Hermoso que se había adaptado a la perfección a la zaga de tres centrales. Desplazado a la izquierda, era el jugador capaz de sacar el balón jugado y que mejor se desenvolvía para salir hacia su pierna natural y frenar las acometidas rivales. El madrileño fue baja en Ipurua por un esguince y se ha perdido los duelos contra Cádiz y Celta por coronavirus.

Ahora se mantiene a la espera de dar negativo en los próximos test para unirse al grupo y volver a participar con el equipo. En su ausencia, Felipe ha ocupado el perfil izquierdo de la defensa, pero no ha estado para nada acertado. A pierna cambiada sufre mucho saliendo de sitio, con metros a su espalda comete faltas innecesarias y ante el Celta tuvo que ser sustituido en el descanso para no acabar expulsado. En Cádiz el Cholo movió el puesto de Felipe con Giménez, pero el uruguayo, que sí está acostumbrado a jugar perfilado a la izquierda en una zaga de cuatro, tampoco está cómodo en la línea de tres tirado a ese lado.

Hermoso ha ido ganando protagonismo esta temporada hasta acabar siendo una pieza básica en este nuevo sistema, donde sin él pierde parte de su esencia cerrar con tres. Es el central más diferente de los cuatro, y el único zurdo. De su evolución dependerá que pueda estar en Granada. El que seguro que seguirá sin poder hacerlo es Trippier, que sigue tachando los días para volver a jugar. Sancionado hasta acabar febrero, la baja del inglés también ha abierto un boquete en la banda derecha. Simeone está haciendo probaturas para cubrirlo, situando ahí a Llorente, anteriormente a Carrasco, a Vrsaljko e incluso a Giménez. Pero el croata no está en buena forma y Llorente pierde muchas de sus características ahí, aunque siempre cumple.

Unos problemas globales en defensa que no se deben únicamente a las ausencias, pero donde las bajas están metiendo el dedo en la llaga. Si el excentral del Espanyol vuelve este fin de semana será una gran noticia para Simeone. El Cholo indicaba que «los números están para mirarlos y preocuparse. Nos están haciendo bastantes goles en estos últimos partidos, cuatro seguidos y tendremos que mejorar en una faceta importante del equipo que en estos momentos no está tan firme». Parte de recuperar esa solvencia puede llegar con el regreso de un Hermoso que empezó el curso con un papel secundario y se ha hecho con un hueco amoldado para él, donde se está lamentando su ausencia. Para volver a ver a Trippier habrá que esperar todavía unas semanas más.

Koke, la pesadilla del Sevilla

Koke está de dulce y ahora le viene el Sevilla, su rival favorito puesto que les ha anotado siete goles en 20 partidos. Si lo comparamos con sus registros a otras entidades nos topamos con que su límite a un mismo cuadro son tres tantos a un mismo cuadro. El equipo hispalense le ha sufrido de cerca desde 2011, donde les marcó en su duodécimo partido como profesional. Lo que empezó como una anécdota ha terminado en algo cotidiano.

La racha incrementó rápidamente en la temporada 2012-13 con un latigazo que supuso el 4-0 y que ratificó su buena puntería ante los andaluces. Dos campañas después, la hazaña volvió a repetirse en la 2015-16 con otro más. Lejos de darse un descanso, en la 2016-17 hizo lo propio en un 3-1, donde también anotó Griezmann.

El último antecedente fue en el 2019 para abrir el luminoso en un encuentro que finalizó con el marcador en tablas (1-1). Las nueve victorias, ocho empates y tres derrotas hacen que el Atleti tenga un balance muy positivo. Lopetegui está llamado a romper la racha, pero ni mucho menos lo tiene sencillo.

Los de Simeone tienen 38 puntos y sólo han perdido contra el Real Madrid. Una derrota dolorosa al tratarse del eterno rival pero que también refleja todo el mérito que tiene esta racha. Es LaLiga más favorable en los últimos años. Pese a que Simeone se centra en «el partido a partido», lo cierto es que las sensaciones son inmejorables.

Su mejor momento

Koke está siendo uno de los grandes artífices de este Atlético de Madrid. El rojiblanco va de menos a más y es uno de los capitanes generales del proyecto. El equilibrio que le da a la plantilla es vital para la seguridad defensiva y las ocasiones que se generan arriba. Todo esto ha propiciado su vuelta a la selección. 

Al inicio del 2021 quiso mandar un mensaje de ánimo a la afición: «Acaba un año muy duro, en el que una terrible pandemia transformó nuestras vidas y nuestro deporte. Al 2021 le pido salud, esperanza, nuevos retos… y poder celebrar los éxitos junto a la gente que quiero, mirando solo hacia adelante. Deseo de corazón veros a todos muy pronto en el Metropolitano, reencontrarnos en nuestra casa. Nos esperan grandes momentos».

Torreira desaparece del mapa

Lucas Torreira no está viviendo unos últimos meses fáciles. El uruguayo ha desaparecido de los esquemas de Simeone y su participación llega a cuentagotas. Y eso que la lesión de Herrera parecía abrir las puertas a los pivotes.

Pero, la explosión de Lemar, unida a la llegada de Kondogbia, deja a Torreira con poco espacio. El interior francés ha dado un gran paso adelante, hasta hacerse con un puesto en el once titular retrasando la posición de Llorente para ayudar a Koke en la sala de máquinas. Simeone le ha dado una vuelta más a su esquema ofensivo y con Saúl suplente, busca mandar en los encuentros juntando a Carrasco, Koke, Llorente, Lemar, João Félix y Suárez. Desde el banquillo el ‘8’ y Kondogbia son las variantes que está manejando el Cholo, dos jugadores para reforzar el medio cuando el partido lo pide.

Torreira llegó al Atlético el último día de mercado y a las primeras de cambio fue titular en Balaídos. Volvería a entrar en el once contra el Betis en la siguiente jornada de Liga, su última titularidad con el Atlético hasta el partido de Copa frente al Cardassar. Ante el equipo de Tercera División dejó una gran asistencia para el gol de Vrsaljko que sentenció la eliminatoria. Cuando Torreira estaba siendo importante con su selección, contrajo el coronavirus a la par que Luis Suárez. Desde entonces, solo ha disputado 13 minutos en las cuatro últimas jornadas de Liga y uno en Champions ante el Salzburgo.

Pocas oportunidades que han reabierto el interés principalmente de equipos italianos por hacerse con sus servicios. El uruguayo está cedido por el Arsenal hasta final de temporada, sin ninguna opción de compra en la operación. A sus 24 años, necesita jugar para progresar, pero Torreira no se rinde, sabe que la competencia es muy alta y tratará de ganarse los minutos en los entrenamientos. Sus características, con la entrega, trabajo y recuperación, casan muy bien con el Cholo y si continúa en el equipo acabará teniendo su protagonismo.

El Atlético recurre ante la FIFA la sanción a Trippier

El Atlético ha recurrido ante la FIFA la sanción de dos meses y medio sin poder jugar a Kieran Trippier. El club rojiblanco ya se ha puesto en marcha para defender sus intereseses en este caso y lo ha hecho poniéndose en contacto con la Federación Internacional de FútbolEl Atlético considera que no tiene nada que ver con los hechos, que es ajeno a lo sucedido con el futbolista y afirma que en todo caso debería ser la selección inglesa la que se quede sin el concurso del lateral derecho.

Curiosamente, la sanción impuesta por la Federación Inglesa no tendrá impacto en la selección de este país, ya que durante el periodo que transcurre el castigo no tiene ningún compromiso oficial. Inglaterra no disputa ningún partido hasta el 25 de marzo, cuando juega ante San Marino. La investigación contra el futbolista del Atlético lleva abierta varios meses y Trippier fue acusado el día 1 de mayo por violar la normativa de apuestas. La sanción ha salido ahora, justo cuando no hay partidos de selecciones.

El Atlético entiende que lo sucedido no tiene nada que ver con la entidad rojiblanca. El lateral del Atlético fue acusado de violar la normativa sobre apuestas en el verano de 2019, cuando completó su fichaje por el club rojiblanco procedente del Tottenham. La entidad del Wanda Metropolitano considera que al final es ella la que termina perjudicada con este asunto. El Atlético pedirá la cautelar para Trippier, aunque desde el club admiten que es complicado que se la dén.

El Atlético, por otro lado, no tiene previsto realizar ningún fichaje para el lateral derecho. En el caso de que finalmente no pueda jugar Trippier, Vrsaljko sería el jugador que ocuparía este puesto. Y también está Ricard, el canterano del filial, quien debutó con gol en el encuentro copero frente al Cardassar. Cúpula dirigente y dirección deportiva entienden que no van a fichar a nadie para dos meses de competición. Hay confianza en los mimbres que tiene la plantilla en el caso de que tengan que suplir a Trippier durante las diez semanas de castigo. Pero el Atlético estará pendiente de la decisión que pueda tomar la FIFA al respecto.

Las otras cartas de Simeone para intentar olvidar a Luis Suárez

La inesperada baja de Suárez deja a Simeone con pocas opciones en su delantera para enfrentarse al Barcelona. Ya estuvo en una situación similar ante Osasuna. La cantera y el ‘olvidado’ Saponjic pueden ser algunas soluciones desde el banquillo. Vitolo, Costa y Carrasco eran las grandes dudas. En el caso de este último sí se entrenó con normalidad y apunta al Barça. Eso sí, tesitura diferente experimenta el canario y el hispanobrasileño. Pese a que este último tiene opciones tampoco las tiene todas consigo. Algo más complicado lo tiene Vitolo.

Marcos Llorente: el revolucionador

Ya advirtió en Anfield de su peligro. Su nuevo rol de segunda punta donde cae a banda derecha es clave para que se reivindique. Su buen golpeo y desmarques también le convierten en un falso nueve de cara a la defensa rival. Cuatro goles en 600 minutos ratifican que está a un nivel espectacular en su segunda campaña con el cuadro colchonero.

João Félix: el gran líder

El portugués es el mago del equipo. Ya analizamos en AS que su posición favorita es por detrás de otro delantero, jugando con libertad y teniendo mucho contacto con la pelota. Así se divierte y eleva su rendimiento. Siete goles en 750 minutos de juego le acreditan como un peligro constante para su equipo. Ante el Barça todos los focos estarán puestos en él.

Correa: el fiel escudero

Las dos últimas temporadas del argentino son dignas de elogiar. «Al que considero más delantero de lo que tenemos es a Correa, pero lo hace tan bien en la derecha, aunque se enoje jugando ahí porque le gusta ser delantero», explicó un Simeone que siempre ha tenido buenas palabras hacia Ángel. El atacante revoluciona los encuentros y se entiende a las mil maravillas con João y Suárez.

Carrasco: el regreso más esperado

El belga se entrenó con normalidad con sus compañeros y apunta al encuentro ante el Barcelona. Desde que volvió a la parroquia rojiblanca ha ofrecido un rendimiento descomunal a lo visto anteriormente y es uno de los futbolistas más desequilibrantes de toda la plantilla del Atlético.

Saponjic: ahora o nunca

Pese a que siempre se habla del famoso tópico de ‘ahora o nunca’, lo cierto es que luego nunca se cumple. Simeone no cuenta con él y es el jugador con menos protagonismo del club colchonero. En la anterior campaña disputó dos envites en Liga y en esta nueva aún no le hemos visto.

Camello: la opción más de la casa

El killer del filial también está en los planes de Simeone. Pese a que suele entrar en las convocatorias, no termina de tener minutos. Se desconoce si está por delante del serbio en lo que sería una de las apuestas más caseras.