Morlanes alza la mano

El camiseta Espanyol 2022 rinde a tirones, como un coche que le falta una última revisión para arrancar; acelera en casa, pero frena fuera, un lastre que resta el crecimiento de un conjunto que, por ahora, está cumpliendo con los objetivos de mínimos que le marcó el club. Pero hay piezas de su puzle que no acaban de encajar después de que Vicente Moreno haya encontrado una estabilidad en la alineación en las últimas semanas más allá de cambios puntuales. El suplente que alza más la mano es Manu Morlanes, el mejor en los últimos 15 minutos ante el Rayo Vallecano.

Con él en el terreno de juego, y con un equipo local que dio un paso atrás después del 1-0 al decidir conservar el resultado, el Espanyol creó cinco remates en ese último tramo cuando antes había conseguido solamente tres. El orden y el criterio del mediocentro aragonés se impusieron y permitieron que jugadores como RdT, Adrià Pedrosa o Javi Puado recibieran balones en mejores condiciones, y el empate se mascó en dos acciones puntuales.

Hay distintos condicionantes que han provocado que Morlanes solamente haya sido titular en cinco de los 16 partidos y, aunque es un jugador útil para Moreno, no llega al estatus de Sergi Darder o Yangel Herrera, titularísimos cuando están en condiciones. De hecho, David López y Keidi Bare han jugado un partido más de inicio que el ex del Villarreal que está cedido en el Espanyol por una temporada.

De su impacto como suplente a la filosofía de Moreno fuera

Como titular, Morlanes no ha acabado de encajar con Darder y el técnico no le ha dado continuidad a ese mediocampo, que sufre en el aspecto defensivo como le ocurrió ante el Betis (2-1 al descanso), el Athletic Club (1-1) y en Getafe (2-1), un encuentro en el tampoco el conjunto perico fue mejor que el rival, colista por aquel momento. En cambio, el mediocentro impacta siempre que sale del banquillo, como ante la Real Sociedad (él inicia la jugada del 1-0), ante el Elche (se pasó de 1-0 a 1-2 con tantos de Morlanes aunque luego el equipo local empató) o en Vallecas.

Morlanes muestra su mejor versión en partidos en los que el Espanyol tiene la iniciativa, por eso destacan sus actuaciones en el RCDE Stadium o en partidos fuera de casa en los que los blanquiazules van por detrás en el marcador y el rival les cede el balón, como también ocurrió en el Camp Nou, cuyo rendimiento fue crucial para generar múltiples ocasiones. Con un Espanyol más atrevido fuera de casa, Morlanes se posiciona. Pero su titularidad es un síntoma de las intenciones del equipo blanquiazul. Y estas a domicilio de momento no cambian.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *