Aarón Martín debuta en un Celta que va a Ibiza sin sus reyes

El duelo entre Ibiza y Celta estuvo en el aire después de que un trabajador del club ibicenco diese positivo por COVID-19. Sin embargo, todos los jugadores dieron negativo en el test al que fueron sometidos y esta tarde intentarán dar la sorpresa en la segunda ronda de Copa.

El conjunto vigués, por su parte, intentará resarcirse del mal inicio de año, no tanto por la derrota ante el Real Madrid como por las lesiones de sus dos principales estrellas: Iago Aspas y Nolito. Ambos se sometieron ayer a diversas pruebas que determinaron una rotura fibrilar distal en el bíceps femoral derecho para el moañés, lo que le mantendrá unas tres o cuatro semanas de baja. El sanluqueño, por su parte, sufre una elongación en el bíceps femoral izquierdo y estará ausente en torno a ocho o diez días.

El encuentro le servirá a Coudet para hacer rotaciones y, sobre todo, para observar el nivel del último fichaje, Aarón Martín. El joven lateral, que llega cedido del Mainz, empieza hoy su disputa con Olaza en el carril izquierdo. Tapia, que no podrá jugar ante el Villarreal por sanción, llevará el timón ante el Ibiza. Además, será la oportunidad para que jugadores menos habituales, como Emre Mor, Baeza o Beltrán se puedan reivindicar.

El técnico local, Juan Carlos Carcedo, saldrá con lo mejor que tiene para tratar una histórica victoria que les meta en los dieciseisavos de final de Copa. Después de un mes sin competir, el descanso se convierte en un arma de doble filo. Por un lado, tendrán las piernas más frescas, pero también pueden pagar la falta de rodaje. Sea como fuere, la ilusión está al máximo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *