Mourinho empata su batalla con Spalletti

Nápoles y Roma demostraron esta tarde que, en este deporte, también un partido sin goles puede ser entretenido. Los azzurri dijeron adiós a su pleno de triunfos (y ahora comparten el liderato con el Milan), y los giallorossi no pudieron cancelar con una victoria la humillación de Noruega, pero ambos contrincantes abandonaron el campo orgullosos por estos 90 minutos.

Mourinho hace casi un mes bromeó con Spalletti («¿Quieres ganarlo todo? Vas a tener que perder aquí»), pero hoy no podía sonreír mucho. El 6-1 de Conference League dejó heridas muy profundas, y el portugués castigó a cinco titulares de aquel partido (Kumbulla, Reynolds, Diawara, Villar y Borja Mayoral) dejándolos en las gradas. Sus jugadores reaccionaron bien, empezando con intensidad y creando una enorme oportunidad con Abraham, que desperdició un mano a mano con Ospina chutando fuera.

Los sureños, poco a poco, se hicieron con el control del balón (acabaron con el 62% de posesión) y tras rozar la ventaja con un remate desde lejos de Insigne, en la segunda parte se desesperaron con Osimhen. El nigeriano, siempre muy activo, fue bien limitado por Mancini, pero aún así remató a la madera dos veces. El enfrentamiento regaló emociones y vaivenes hasta el pitido final, pero el marcador no se movió. Mourinho, que fue expulsado por protestar con el árbitro, se mostró satisfecho: los suyos dieron una respuesta importante ante el mejor equipo del campeonato. Spalletti, que también vio la tarjeta roja tras el pitido final (al parecer, por un malentendido) sigue en la cima de la tabla, y confirma que su conjunto va muy en serio.

El Ajax arrolla al PSV

El Ajax ganó el clásico de los Países Bajos contra el PSV Eindhoven (5-0) y apuntaló el liderato de la competición, ahora con cuatro puntos de ventaja respecto a su rival tras diez jornadas disputadas.

En el duelo del Johan Cruyff Arena, el equipo de Erik Ten Hag se mostró superior. El PSV Eindhoven, rival de la Real Sociedad en la Liga Europa, no inquietó y salió malparado ante un equipo superior. El equipo de Roger Schmidt se hundió tras el descanso. No encontró soluciones para equilibrar el marcador después de que Steven Berghuis, a los 19 minutos, adelantara al Ajax.

Fue tras el intermedio cuando el encuentro se desniveló del todo. Especialmente con el tanto del marfileño Sebastian Haller, a pase de Dusan Tadic, a los diez minutos de la segunda parte. El gol hundió al PSV, que se desmoronó. El brasileño Antony marcó el tercero a la hora de partido y después Davy Klaassen hizo el cuarto. En el tiempo añadido, Dusan Tadic redondeó la goleada del Ajax.

El conjunto de Amsterdam se escapa en la clasificación. Aventaja ahora en cuatro puntos al PSV Eindhoven, segundo, con solo uno de renta respecto al Utrecht, tercero.

Marsella y PSG empatan sin goles en el primer Clásico de Messi

El primer clásico de Messi en Francia acabó sin goles. camiseta Olympique Marsella 2022 y PSG empataron a cero en un partido repleto de emoción, polémica y ocasiones. Los parisinos, que jugaron con diez por la expulsión de Achraf en la segunda mitad, amarraron el empate ante un Marsella que no tuvo la energía suficiente como para batir a un rival en inferioridad numérica y que apenas inquietó a Keylor Navas.

Sampaoli y Pochettino salieron con todo para afrontar el Clásico de hoy. El técnico del PSG decidió juntar en ataque a Di María, Mbappé, Neymar y Di María en toda una declaración de intenciones. Por su parte, el ‘Pelado’ repetía el sistema de tres centrales que empató en Roma ante la Lazio entre semana.

La primera mitad del Clásico no defraudó en absoluto. Fue un partido a la altura de las expectativas. A pesar del arreón inicial del conjunto marsellés, el PSG pronto se hizo amo y señor de la posesión y comenzó a hilar varias jugadas de peligro, a tal punto de encontrar su premio en el minuto 11 a través de un tanto en propia puerta de Luan Peres que el VAR anuló por fuera de juego.

El Marsella, por su parte, fue incapaz de generar ocasiones de peligro ante el buen funcionamiento defensivo de su archienemigo (defendiendo en 1-4-4-2), aunque consiguió ponerse por delante gracias a un gran gol de Milik que anuló el VAR, como el gol del PSG, por fuera de juego de Lirola. El partido estuvo interrumpido durante varios minutos por lanzamiento de objetos a Neymar en un córner, pero se pudo reanudar.

Si la lesión de Verratti fue punzante para el PSG, la expulsión de Achraf fue todavía más dolorosa. El marroquí vio la roja directa por una falta al borde del área sobre Ünder, la cual no fue castigada en un principio por el árbitro, pero el VAR le avisó de que era ocasión manifiesta de gol. Pochettino dio entrada a Kehrer por Di María para intentar igualar fuerzas en defensa y el Marsella tuvo el 1-0 instantes después con un testarazo de Rongier que se marchó rozando el poste. Pochettino amarró el empate con la entrada de Wijnaldum por Neymar y el primer clásico de Messi en Francia no tuvo goles por primera vez en mucho tiempo.

El Lyon se deja remontar en Niza

Del resto de la jornada en Francia, cabe destacar la derrota del Lyon en Niza. El conjunto del Ródano iba ganando 0-2 en el minuto 80, pero el Niza acabó remontando gracias a la gran dirección de campo de Galtier, que ingresó a Atal en el minuto 67 y el argelino estuvo implicado en los tres goles de su equipo, incluido un penalti provocado.

Ansu gira el foco hacia el céspe

Para modificación de estatutos, la que impulsó el once de Koeman, que regresó a la competición derrotando al Valencia por 3-1 tras remontar un gol inicial de Gayà e inaugurando una nueva era de ilusión en el Camp Nou que lidera Ansu Fati, que volvió a ser titular. De nuevo, el equipo asume el protagonismo en un día en el que el foco estaba en la asamblea.

El barcelonismo vive a golpe de desfibrilador. Da igual que las jornadas sean maratonianas para el aficionado militante, que se sentó a las tres de la tarde en el Palau Blaugrana (o en el sofá de su casa) para asistir a la “asamblea más importante de la historia del club” y luego empalmó con el partido ante el Valencia. Más de ocho horas de ducha escocesa que sólo pueden asumir los muy cafeteros.

Si en la asamblea se empezó al trote cochinero y a medida que se fue acelerando la cosa los asistentes ya vieron que nos les daba tiempo a solucionar todo lo que hay sobre la mesa de tareas y decidieron echar el freno, sobre el césped del Camp Nou no había tiempo para encantarse.

El Barça retomaba la competición después de dos actuaciones mediocres ante el Benfica y el Atlético, partidos que abonaban la teoría del “esto es lo que hay”, pero la ‘paz de Lisboa’ generó otro relato, cosa que en este club se asume con una generosidad digna de serie de Netflix. Eso de que no se podía aspirar a nada se cambió en un decir Jesús por el “aspiramos a todo” y así salieron los de Koeman, decididos a mejorar su imagen de sus últimas actuaciones.

Para esta tarea, la presencia de Ansu Fati como titular se distinguía fundamental. Con Ansu al lado, Memphis ya tiene a alguien que le entienda y ya deja de ser el Guerrero número 13, el soldado de élite musulmán que por cuestiones del destino se ve envuelto en un destacamento de vikingos sin que nadie le comprenda.

Al primer minuto de juego, Ansu ya amenazó a Cillessen dando la imagen de un barça agresivo que se sustentaba en la presión y la intensidad que aporta a Gavi, que fue titular al lado de Sergi Roberto y Eric. Que Koeman toma nota de la receta de Luis Enrique con la Selección parece claro.

No obstante, el equipo blaugrana sigue teniendo mandíbula de cristal. A la primera aproximación del Valencia, Gayà enganchó un disparo monumental tras un rechace del equipo blaugrana en un saque de esquina que Ter Stegen no llegó a desviar.

Con el viento en contra, el Barça volvió a encontrarse en una situación complicada, pero a diferencia de otras ocasiones, la presencia de Gavi y de Ansu dotaba de más colmillo a los barcelonistas, que empezaron a asediar a Cillessen.

La asociación Memphis-Ansu dio fruto antes del cuarto de hora con un gran gol del canterano tras dejada del holandés. A lomos de la euforia que provoca cada gol de Ansu, que emocionalmente vale por dos en la grada del Camp Nou, el Barça jugó sus mejores minutos y tras una gran combinación en ataque, Fati cayó en el área pequeña ante el acoso de Gayà. Para Gil Manzano fue penalti y el castigo lo ejecutó Memphis con una violencia en el chut que dejó a su compatriota Cillessen con el molde.

El inicio de la segunda parte fue del Valencia a pesar de que la primera ocasión fuera de Ansu, que da la sensación de jugar sin ningún freno muy por encima de lo que le recomendarían los médicos. Su chut lo salvó Cillessen y a partir de ahí el Valencia dominó el partido. Carlos Soler disparó al palo y Ter Stegen recordó al portero salvador a tiro de Guedes.

A la hora de partido, Koeman ya retiró a Ansu, que lo había dado todo, para dar entrada a Coutinho. A primera vista parecía algo así como pasar de la energía atómica a la máquina de vapor, pero los clásicos siempre tienen ases en la manga y el brasileño culminó con toda la calma una jugada frenética de Dest que suponía el 3-1.

Y con ese resultado, el aficionado acabó su ducha escocesa olvidando la asamblea y centrándose en el campo.

Aprobados y suspensos del Barça: Ansu, golazo de elegido

Ronald Koeman apostó por un 4-3-3 con una novedad tácticaDest jugó como extremo derecho y Gavi se metió de interior junto a De Jong y BusquetsSergi Roberto jugó como lateral derecho para proteger al estadounidense. Memphis fue la referencia arriba con Ansu haciendo daño por la izquierda con Alba. Este fue el uno por uno del Barça, en el que debutó Agüero.

Ter Stegen. Cal y arena. No reaccionó ante el disparo de Gayá en el 0-1. Luego hizo una buena parada a Guedes, algo heterodoxa. Correcto. Intentando salir de la línea gris.

Sergi Roberto. Cumplió porque cerró bien su banda. No sufrió ante Hugo Duro y se le vio algo más animado. Se retiró por el Gol Nord del Camp Nou y fue aplaudido al ser sustituido

Piqué. Aplaudido por la afición, se fajó con Maxi y salió ganador. Se llevó algún golpe. Cerró bien, mantuvo este vez la línea algo más adelantada y hasta se animó en un contragolpe, en el que casi hace gol.

Eric. Brillante. Tenía una revancha pendiente y jugó un gran partido. Aseado en la salida del balón, con un balón en profundidad a Alba excelente, sólo perdió una vez la posición y Carlos Soler se le coló. Ahí demostró su déficit en velocidad. Por lo demás, perfecto.

Alba. Profundo, como siempre, es imprescindible a día de hoy en el Barça. Estuvo en la jugada del 2-1. Se le vio en capitán, animando a Ansu, a Nico cuando salió. Comprometido. Buen nivel general.

Sergio Busquets. Vio tarjeta, pero le dio continuidad a sus buenos partidos en la Selección. Ordenó al equipo en la primera parte después del 0-1 pese a que el equipo se rompía un poco.

Frenkie de Jong. Lo mejor, sus arrancadas a todo campo. Tiene que intentar frecuentarlas más porque es su mejor virtud y la que le convierte en un futbolista distinto. Buen partido, en general.

Gavi. Brutal su impacto en el equipo con 17 años y dos meses. Excelente en la toma de decisiones. Frena y acelera cuando es necesario. Guarda el balón y trabaja. Tiene que tener cuidado con las tarjetas amarillas.

Sergiño Dest. Partido muy completo. Dio el 3-1 pero, antes, fue un martillo pilón para la defensa del Valencia. Persistió mucho y demostró que puede dar una alternativa a Koeman ahora que está sin extremos. Sabe pegarse a la banda.

Memphis. Trabajador. Le hace falta un poco en los últimos metros para terminar de romper. Pero da muchas soluciones al juego. Viene a recibir, rompe al espacio y combina bien. Tiene que mejorar ese pero del instinto matador.

Ansu. El primer gol sólo está al alcance de los elegidos. La asociación y el golpeo, localizando el rincón izquierdo de la portería de Cillessen, fue una maravilla y levantó a la afición, que sabe que un trocito del futuro del Barça pasa por él. Se le notó algo falto de chispa todavía en el uno contra uno. Él mismo se lo reprochó en alguna acción. Jugó una hora, hay que ver cómo aguanta la semana.

Los cambios

Coutinho. Un día para reencontrarse en el Camp Nou. Empezó, otra vez, algo tímido, pero fue cogiendo ritmo, permitió que el equipo se asociase un poco más y puso la guinda con el gol. Le dará confianza, aunque está lejos del jugador que fue.

Nico. Bien. No se complicó con los pases y estuvo algo más intenso que en el partido del Wanda. Como el resto de los jóvenes, muy aplaudido.

Mingueza. Entró por Sergi Roberto para evitar lesiones y dar consistencia a la defensa en el lateral derecho. Un comodín para Koeman.

Agüero. Debut insustancial, aunque tuvo dos acciones para marcar. En la primera, Memphis no lo vio cuando estaba solo. En la segunda, le faltó potencia y, cuando llegó al área, la defensa del Valencia ya se había colocado.

Dani Jiménez, un guardián lebrijano en Santo Domingo

 

«¡San Dani Jiménez!», «¡portero de Primera!», «Dani siempre salvando al equipo»… Estos comentarios se repetían en redes sociales entre los aficionados del Alcorcón una y otra vez mientras veían la actuación de su portero frente al Sporting. Jiménez tuvo una decena de intervenciones espectaculares y que mantuvieron al Alcorcón en el partido hasta el final. Pero la actuación antológica en tierras asturianas este fin de semana fue una más. Dani Jiménez tiene dos o tres paradas inverosímiles en cada partido desde hace años. El Alcorcón, un equipo modesto y colista de la categoría, tiene a uno de los mejores porteros de Segunda División. Perfecto en colación, sobresaliente en el uno contra uno y con unos grandes reflejos.

Nacido en Lebrija en 1990, Dani Jiménez es un trabajador incansable pero silencioso. No hace aspavientos, no llama la atención y cuando le alaban, casi sin querer, baja un poco la mirada con una timidez que esconde una personalidad de líder. Y es que Dani Jiménez brilla con luz propia desde hace años, pero no ha sido un camino fácil.

Llegó al Alcorcón en la 2015/16 procedente del Huesca y tras disputar 44 partidos con los oscenses. Sin embargo, en Alcorcón, durante las tres primeras campañas le tocó ser suplente de Dmitrovic, ahora en el Sevilla y de Casto. Tres años en los que jugó menos de una veintena de partidos entre Liga y Copa. Cada vez que salía lo hacia bien. Pero le tocaba volver al banco y trabajar sin hacer ruido en cada entreno. Todo empezó a cambiar un 20 de mayo de 2018 en un Alcorcón-Rayo Vallecano. Dani sustituyó a Casto al cuarto de hora y detuvo un penalti a Raúl De Tomás. Hizo un partidazo. El Alcorcón acabó ganando 4-0 en lo que fue una victoria clave para la permanencia. En las últimas cuatro temporadas ha disputado 118 partidos con el Alcorcón entre Liga y Copa. Imposible de contar los puntos que el Alcorcón ha conseguido gracias a Dani. El pasado mes de septiembre, su buen hacer, le valió la renovación hasta 2024 con los alfareros.

Es uno de los capitanes del equipo y de los líderes del vestuario. Dani es humildad, honestidad, esfuerzo, respeto, educación y algo muy raro… normalidad. Sin duda, para la afición, es uno de los referentes y de los jugadores más queridos por su trato cercano con la parroquia alfarera, especialmente con los más pequeños. Dani es un emblema dentro y fuera del campo. Empezó a jugar de portero casi de casualidad, cuando su abuelo le llevó un día a jugar y la portería le requirió casi como un imán. Para Dani su abuelo es una persona imprescindible en su vida. Ahora él observa los partidos de su nieto desde el cielo ya que falleció en 2003. No es fácil que Dani no se emocione cuando habla de su abuelo porque como ha repetido en varias ocasiones «Donde estoy se lo debo a él». Su abuelo le acompañaba siempre porque sus padres no podían. Estamos seguros que desde arriba a su abuelo se le hincha el pecho de orgullo por ver en el gran portero en el que se ha convertido y, lo más importante, en la persona de grandes valores que los más pequeños del Alcorcón miran como ejemplo.

El Bayern confirma que Lucas comparecerá en juicio

Lucas Hernández comparecerá ante el Juzgado de lo Penal número 32 de Madrid el próximo martes, así lo confirmó este jueves el presidente del Bayern de Múnich, Herbert Hainer. “Ahora irá allí, luego se negociará y después ya veremos“, fueron las palabras del mandamás al respecto. Al ser preguntado por las consecuencias deportivas para el campeón alemán, Hainer zanjó el tema: “Es un asunto de lo más personal“, subrayó.

El pasado miércoles salió a la luz que dicho juzgado había ordenado la ejecución de una sentencia de prisión contra Lucas. El jugador de 25 años había sido condenado por incumplir una orden de alejamiento hacia su ahora mujer Amelia. Cabe recordar que Lucas deberá comparecer a las 11 horas del próximo martes en la capital española “a fin de ser requerido personalmente para que en el plazo de diez días ingrese voluntariamente en el centro penitenciario de su elección”. Ese mismo día, su club viajará a Lisboa con motivo del partido de Champions ante el Benfica.

El caso puede traer consecuencias para un Bayern que, en el peor de los casos, tendría que prescindir del defensor hasta en 34 partidos en lo que resta de temporada. Este domingo, los muniqueses, líderes de la Bundesliga, se verán las caras en el partidazo de la jornada con un Bayer Leverkusen en segunda posición. “Todos los jugadores están disponibles“, aseguró Hainer al respecto. Todo apunta pues a que Lucas también esté en el BayArena.

Salida de emergencia para el futuro de Morata

El futuro de Morata está en el aire. El jugador cuenta con la confianza de Allegri, que lo tiene en muy buena estima, pero en la camsieta Juventus baratas no ven clara su continuidad. El club bianconero tiene una opción de compra de 35 millones de euros al término de la campaña, pero según medios italianos, en Turín se debate si debería emplearse esa oportunidad para dos jugadores cuya situación ha cambiado y que podrían salir el próximo verano de sus respectivos clubes: Vlahovic e Icardi.

El delantero serbio es el gran obstáculo de la continuidad de Morata en la Juventus. Su decisión de no renovar con la Fiorentina ha abierto las puertas a una salida y el interés de los clubes en uno de los delanteros con más proyección de Europa se ha disparado. Su situación afecta en especial al atacante español, ya que tanto Atleti como Juve lo quieren, y su fichaje descartaría al madrileño. Icardi, cuyo futuro está más en el aire que nunca ante la acumulación de estrellas ofensivas en París, sería otra de las opciones que maneja el conjunto bianconero para su delantera.

Si se decidieran por ir a por otro jugador, Morata tendría un problema, ya que el Cholo no lo quiere de vuelta en el Atleti. Sin embargo, el delantero español sigue teniendo ‘novias’ en las grandes ligas europeas. Según CalciomercatoParatici estaría pensando en él como recambio ante una posible salida de Kane del Tottenham el próximo verano, e incluso podrían ofrecer una cantidad cercana a esos 35 millones de euros para hacerse con sus servicios. Al igual que sucede con su continuidad en París, su llegada a Londres está supeditada a lo que ocurra con otro delantero.

Incógnita Marcos Llorente

El Atlético tuvo jornada de descanso, pero muchos jugadores se pasaron por las instalaciones del Cerro del Espino en Majadahonda. Y varios saltaron al terreno de juego y se entrenaron junto a futbolistas de las categorías inferiores del Atlético. Así, Griezmann, Carrasco, Koke y Trippier tuvieron un intenso entrenamiento con el balón como protagonista. Simeone hizo ejercicios de circulación de balón, ensayó jugadas siempre con la pelota de por medio.

Marcos Llorente sí se entrenó, aunque no lo hizo junto al resto de sus compañeros. El madrileño se ejercitó bajo las órdenes de uno de los recuperadores del equipo rojiblanco. Marcos Llorente se lesionó en el encuentro ante el Barcelona y ahora mismo su concurso en el partido del próximo martes frente al Liverpool es una incógnita. El partido no invita a arriesgar, pero Marcos Llorente es un futbolista que lo quiere jugar todo y el choque ante el Liverpool es muy especial para él.

El jugador aún tiene cinco días por delante antes del choque y tendrá que evaluar cómo se encuentra antes de tomar una decisión sobre si juega este partido o prefiere no arriesgar. El propio centrocampista desveló en El Larguero sus dudas sobre su participación en el choque. Los próximos entrenamientos irán diciendo lo que vaya a hacer. Ni es seguro su concurso ni está descartado.

De no jugar, sería una baja muy sensible para Simeone, puesto que ha jugado los diez partidos de competición oficial disputados hasta ahora (ocho de LaLiga y dos de Champions). Ha sido titular en todos y su polivalencia le ha sacado de un apuro a su entrenador. Ha jugado de lateral derecho, de interior, en el doble pivote e incluso más adelantado, en punta. Algo que ya no es noticia, ya que se ha convertido en habitual.

Si Simeone va partido a partido, Marcos Llorente va entrenamiento a entrenamiento. El del viernes irá diciendo cómo se encuentra y las sensaciones que tiene de cara al vital choque ante el Liverpool. Para el Atlético es un choque muy importante y veremos si el Cholo puede contar con sus mejores armas.